jueves, 10 de agosto de 2017

Cholitas escaladoras se convierten en guías de montaña

Si los picos nevados hablaran, seguro contarían mil historias de las proezas de las mujeres bolivianas de las montañas. Domitila Alaña Llusco, una madre nativa del cantón de Zongo, a 76 kilómetros de La Paz, y que ahora vive en las faldas del Huayna Potosí, es una de las cholitas escaladoras que cada día se levanta muy temprano para ayudar a alistarse a sus hijas menores para que vayan a la escuela.

Es madre de Jhenny de 16 años y Karen de siete. Los mayores, ya adultos, son Alicia de 26 y los mellizos Lilian y Soldier de 23 y tiene tres nietos.

Desde muy joven le hizo frente a la vida con mucho sacrificio, muy propio de la mujer de pollera que trabaja con esfuerzo cada día. Hoy, Domitila y su pareja Adrián Vargas, guía de montaña, llevan a los turistas a explorar el Huayna Potosí. Junto a él ha construido una vida desde hace 12 años y trabajan en equipo.

Domitila prepara el almuerzo y la cena en el refugio Vista Panorámica Huayna Potosí para los extranjeros que visitan el país. En ese lugar, a una hora de El Alto, conocido entre los montañistas como "campo base”, la majestuosidad de los nevados en las altas tierras andinas sorprende a propios y extraños.

Esta guía de las montaña no concluyó la escuela, sin embargo aprendió y le sobra experiencia en trabajo de campo en las montañas de más 6.000 metros de altitud.

Ahora, más dedicada a hacer la comida del día a día tanto para su familia como para los turistas, ama escalar los picos nevados a temperaturas crudamente frías bajo cero, que para ella son parte de su naturaleza y de su hábitat.

"Cocino sopita de verduras, de quinua, chairo, lagua de choclo y de segundo aprendí a preparar espagueti para la gente de afuera” relata Domi, como la llaman sus más cercanos.

De mayo a agosto es temporada alta, cuenta Domitila, y es cuando "el hielo es duro y es fácil de caminar”. Reciben entre cinco y seis turistas por día y de 10 a 15 en los días muy buenos. "He sido guía de montaña más de 20 años”, dice, por lo que conoce la zona como la palma de su mano.

Sus padres son agricultores y viven al otro extremo, en su chacra criando a sus vacas, ovejas y llamas en el pueblo Chucura, provincia Pedro Domingo Murillo. Allí el desarrollo no ha llegado: no hay agua potable ni luz y para llegar se tiene que seguir el Camino del Inca, caminando por hasta cinco horas.

Aprovechando el Día de la Madre, su esposo Adrián saluda a las mamás bolivianas: "Muchas felicidades por el Día de Madre a todas las mujeres de Bolivia. Que la Domi siga cariñosa con sus hijos, porque yo la quiero a ella”.

SUS SUEÑOS Y MENSAJE

Esta boliviana, con muchos sueños y esperanzas, fue a Cochabamba junto a las cholitas escaladoras para participar en una jornada motivacional para la mujer en abril pasado.

Allí contó su historia, por momentos con lágrimas en los ojos: "Fui madre soltera y la vida fue muy difícil para mí. Comencé a escalar para ganarme la vida, llevando a los turistas a las montañas.

Cada vez que alquilaba los equipos tenía que pagar entre 300 y 500 bolivianos porque no tengo mi propio equipo. Los extranjeros siempre me prometían regalarme uno, pero nunca pasó”.

El nevado del Huayna Potosí es su hogar y guarida. Y es que a esta madre de las montañas le gusta lo que hace y es firme cuando sostiene que el machismo en el país debe superarse. El rol de las mujeres y de las madres es fundamental en la sociedad actual, y más aún en el país donde la fuerza de trabajo viene justamente de ellas, pues por naturaleza son luchadoras, comprometidas y querendonas de su tierra y tradiciones.

"En una de mis escaladas casi pierdo una de mis botas en el precipicio porque me quedaba muy grande. Mi pie es pequeño y por eso no puedo encontrar zapatos especiales para subir a la montaña”, cuenta Domi.

MADRES Y MOTIVADORAS

Las cholitas escaladoras han conquistado macizos como el Illimani, Huayna Potosí, Acotango, Parinacota y Pomarapi; el total de metros escalados suma 30.571. Pero además de montañistas, cumplen una rol como madres de familia y agentes de cambio motivando a las personas.

El pasado 8 de abril fueron parte del panel de expositores en la charla coloquial Cómo llegar a lo alto, como parte de la jornada motivacional para la mujer, que organizó ACHcom, Coaching de Impacto para cambiar actitudes y motivar a las personas.

Lidia Huayllas, coordinadora de las cholitas escaladoras, afirmó que fue emocionante compartir experiencias con otras mujeres que quieren llegar a la cima de sus metas y sueños. Ella tiene dos hijas, Suibel y Karla González, de 33 y 26 años respectivamente, y cuatro nietos.

"La motivación significa darles fuerza moralmente a aquellas compañeras que están atravesando momentos muy difíciles, ya sea en el hogar, en el trabajo, en problemas legales. Tal vez el esfuerzo que nosotras hemos realizado es muy sacrificado y peligroso, pero no inalcanzable porque querer es poder y nosotras queremos contagiar esas energías positivas para salir adelante”, dice Lidia.

Es esposa de Eulalio Gonzales, guía de montaña, y ambos, junto a 16 cholitas, han escalado y soportado temperaturas de 20 grados bajo cero en invierno. Sus proezas captaron la atención de la prensa mundial. Se realizaron documentales en YouTube y en canales de televisión de China, Estados Unidos y varios países de Europa.

En Argentina, el diario El Clarín les dedicó un video. "Estas mujeres han decidido alejarse del rol que les corresponde como madres en la Bolivia rural y decidieron calzarse las botas y equipo de montaña para escalar el Huayna Potosí, una de las montañas más altas de la cordillera de los Andes”, dice el relato.

"Hace dos años, Lidia Huayllas y otras 10 mujeres indígenas aymaras, de entre 42 y 50 años, han empezado a trabajar como porteadoras y cocineras para montañeros, colocándose sus crampones -esos picos fijados a una bota de escalada- bajo sus anchas faldas tradicionales.

Ahora ellas también son escaladoras”, escribió el Huffington Post.

Cecilia Llusco también es parte del grupo de cholitas escaladoras y cuenta que su próximo objetivo es poder escalar el Aconcagua, ubicado en la provincia de Mendoza, en Argentina, la cumbre más alta de América con 6.962 metros sobre el nivel del mar. Pero para cumplir esa meta necesitan apoyo económico de las autoridades.

En los planes de este grupo está la construcción de palestras artificiales que simulen una montaña para que las personas experimenten la sensación de estar en las alturas.

En las jornadas para la mujer, estas cholitas aprendieron temáticas de desarrollo personal y motivación a través de técnicas de bienestar para renovarse y reinventarse.

"Vamos a aplicar lo que aprendimos en la clase de yoga y al mirarnos al espejo cada día elevaremos nuestra autoestima y vamos a transmitir a nuestras hijas también”, dice Cecilia. Y Domi indicó que se fue de Cochabamba muy feliz a continuar con sus labores en la montaña, después de participar en las dinámicas individuales y grupales, bailar, compartir experiencias y su experiencia de vida con otras participantes.

Un referente del turismo

Las cholitas escaladoras se han convertido en un acontecimiento que resalta el turismo en Bolivia, porque además de llevar a los visitantes por sendas y caminos hacia paisajes místicos y andinos únicos, que sólo ellas y sus esposos conocen, proyectan una imagen positiva del montañismo del país hacia el mundo.

Por ello, dice Domitila, merecen ser apoyadas por las instituciones gubernamentales como el Ministerio de Culturas y Turismo y otras empresas nacionales que podrían financiar sus equipos de escalar, ya que no cuentan con propios. La mayoría de las cholitas empezaron esta indescriptible experiencia acompañando a sus esposos guías de montaña.

La Asociación Andina de Promotores de Turismo en Aventura y Montaña, de la que ellas son parte, hizo llegar varias notas formales a las instituciones del Gobierno y empresas pidiendo ayuda económica para conquistar más montañas, cada vez con mayor exigencia y altura, pero no recibieron respuesta.

Hace falta diseñar nuevas políticas que incrementen el turismo interno, potenciar la marca país fuera de nuestras fronteras y fomentar la labor de estas mujeres, de sus esposos y de los promotores del turismo de aventura capacitándolos y, sobre todo, consolidando alianzas estratégicas.

Página Siete

viernes, 21 de julio de 2017

Según Antonio Paredes Candia la palabra chola procede del español chulo

El escritor costumbrista, Antonio Paredes Candia, en su libro "La Chola Boliviana", afirma que la palabra chola procede del español chulo: palabra que identifica al individuo varón, que colabora con el torero, dentro del ruedo de toros, distrayendo al animal cuando el matador hace cambio de capa.

La hembra del chulo la chula, "...vestía saya larga, plisada, una blusa adornada de encajes y volados y sobre los hombros un mantón de espumilla, bordado de flores, el llamado mantón de Manila. La chula es muy donairosa en su porte y atrevida en sus actitudes y palabras".

La moda actual en el vestir que usa la chola paceña se manifiesta en tres aspectos concretos: el uso de los cosméticos; el material importado para confeccionar la ropa; y las últimas ideas que se manifiestan en las joyas. Una estratificación de la chola paceña respecto a estos tres aspectos la caracterizan en los distintos espacios sociales, y de las diversas actividades en las que se desenvuelve como son las tradicionales fiestas a lo largo del año, donde tienen la oportunidad de demostrar coquetamente su elegancia y el costo al que llega todo su vestir.

También se distinguen las damas de pollera que ejercen una profesión, especialmente en el tiempo reciente en que la chola no está ausente de ningún ámbito laboral.

"Los españoles trajeron la pollera, el sombrero borsalino, y gran parte de la indumentaria con la que fomentaron la vestimenta de los indios asimilados y de las cholas".

En lo que va de esta nueva era, la mujer de pollera cobró trascendencia en todos los ámbitos del que hacer boliviano. Para nadie ya es extraño verlas dentro del ámbito político, social, empresarial, en funciones públicas y como no podía ser, en espectáculos de moda y concursos. Prueba de ello es, nuestra muestra fotográfica.

Tierra Plus


sábado, 15 de julio de 2017

Cholitas bailan en la entrada de la zona 16 de Julio

“¡Aro, aro, aro!”, gritaron los espectadores en el palco central de la Entrada de la zona 16 de Julio de El Alto en honor de la Virgen del Carmen, en la cual los prestes mayores de la pasada, presente y futura gestión bailaban la tradicional cueca junto a la alcaldesa de El Alto, Soledad Chapetón. Tras el ruido por la bandeja que cayó al piso, vasos con diversas bebidas circulaban entre los presentes.

Ayer, más de 50.000 bailarines hicieron gala de sus mejores trajes y pasos de danza en la XXXI Entrada de la 16 de Julio. Cerca de 60 fraternidades de danza pesada y liviana recorrieron la urbe desde el puente de Río Seco, pasando por la avenida Chacaltaya, hasta llegar al final de la avenida 16 de Julio.

“Es muy linda esta expresión del pueblo de El Alto, hay una mezcla de devoción y cultura que se une con el civismo que vivimos en estos días por la efeméride paceña. Esta actividad está en crecimiento y lo único que podemos pedir es que no se den excesos que opaquen la actividad, porque nuestra cultura es envidiable”, señaló la burgomaestre de la urbe alteña.

Como parte de la expresión cultural de la joven ciudad, la comitiva que inauguró el recorrido fue seguida por un grupo de amautas que llenó el recorrido de incienso y palo santo. Asimismo, sicuriadas y tarqueadas se mezclaron con las bandas de las morenadas, kullawadas y chacareras.

Sin embargo, en esta gran fiesta no sólo participaron fraternidades folkloristas, sino instituciones enteras como las entidades financieras, con trajes que llevaban sus colores institucionales; otras organizaciones sociales y agrupaciones culturales también fueron parte de la festividad de la Virgen del Carmen.

“Cada año nuestra entrada es más grande y, por tanto, también crece en organización. Como parte del control, este año se ha prohibido el consumo de alcohol entre los bailarines y también se controla el horario de ingreso”, comentó el presidente de la Asociación de Conjuntos Folklóricos de la Zona 16 de Julio, Jaime Nina.

El viceministro de Igualdad, Juan Antonio Pérez, señaló que para prevenir la violencia por el alto consumo de alcohol, se entregaron folletos, poleras y gorras a los bailarines con mensajes de rechazo a la violencia, en coordinación con el centro Gregoria Apaza, el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Comunicación.

Los pasantes de las fraternidades con más prestigio invierten para este día entre 30 y 40.000 dólares, que son utilizados para las distintas actividades que conlleva esta tradicional festividad en El Alto.


jueves, 29 de junio de 2017

Convocatoria Cholita Paceña 2017

El certamen está dirigido a mujeres jóvenes de pollera de los nueve macrodistritos. La elección se realizará el viernes 30 de junio en la plaza Mayor, previas preselecciones en las subalcaldías, del 5 al 24 de junio.

Las participantes serán elegidas en concursos macrodistritales que se realizarán del lunes 5 al sábado 24 de junio. Después de recibir cursos, las representantes llegarán a la elección final, a efectuarse el viernes 30 de junio, en la plaza Mayor.

Las aspirantes al título deberán ser mujeres jóvenes de pollera, de acuerdo con la convocatoria, quienes podrán presentarse de manera personal o en representación de una institución gremial, vecinal, educativa, pública y privada con la que se sientan identificadas.

Están excluidas del concurso las ganadoras de gestiones anteriores y quienes luzcan la vestimenta de chola paceña sólo para el proceso de elección. El certamen está reservado a cholitas solteras de 18 a 30 años, representado a un solo macrodistrito, además deben hablar un idioma nativo aparte del castellano.

Las inscripciones se reciben actualmente en la Unidad de Desarrollo Humano y Cultura Ciudadana de cada subalcaldía, hasta un día antes de la elección de cada macrodistrito. El único requisito es presentar la cédula de identidad y una fotocopia.

De acuerdo al cronograma, las elecciones por macrodistrito se llevarán a cabo el lunes 5 de junio en Hampaturi, viernes 9 en Mallasa, martes 13 en Max Paredes, miércoles 14 en Centro, viernes 16 en San Antonio, sábado 17 en Zongo, martes 20 en Sur, viernes 23 en Periférica y sábado 24 en Cotahuma.

CHOLITA CON ÑEQ’E

En cada subalcaldía se realizará una elección clasificatoria, donde se otorgarán los títulos de “Cholita del Macrodistrito” para el primer lugar y “Cholita con Ñeq'e” para el segundo puesto. Ambas serán representantes de su macrodistrito en la elección final, teniendo igual oportunidad de disputar el galardón de “Chola Paceña”.

FINALISTAS

Entre las 18 finalistas (dos por cada macrodistrito), se elegirá a la “Cholita Paceña 2017” y a la “Cholita con Ñeq'e 2017”, quienes representarán al municipio de La Paz y participarán junto a las autoridades del Gobierno Autónomo Municipal de La Paz en las distintas actividades protocolares, cívicas, culturales, folklóricas y otras que se realizarán en la gestión.

Las ganadoras recibirán una plaqueta de reconocimiento y una banda distintiva por parte de la Secretaría Municipal de Culturas y otros premios que serán gestionados para la realización de este certamen.

Las interesadas pueden solicitar mayor información en la Unidad de Promoción del Folklore, ubicada en el 4to Piso de la Casa de la Cultura o a través de la página de la SMC en Facebook: La Paz Culturas.

El Diario


sábado, 10 de junio de 2017

Gran Poder 2017 refleja belleza de la cholita paceña

La Paz, 10 de junio.- Este año, los fraternos de las 65 agrupaciones del Gran Poder han movilizado poco más 107 millones de dólares, en la fiesta cuyo punto culminante fue ayer. Ese monto representa un incremento del 13% en relación a los 95,3 millones de dólares del año 2016.

El gasto generado en la festividad del señor de Jesús del Gran Poder 2017, durante los ocho meses que abarcan todas sus actividades, se estima en Bs 747.009.047 o $us 107.328.886”, dice el estudio de la Secretaría de Desarrollo Económico de la Alcaldía.

“La festividad es la que genera el más grande movimiento económico a nivel nacional”, asegura.

Los fraternos de las agrupaciones de la morenada son quienes le han dado mayor brillo a la fiesta del Gran Poder, cuya entrada de este sábado fue el momento culminante de una temporada larga que se inició el año pasado.

Esas fraternidades hicieron crecer el sector de la música. El estudio de la Alcaldía dice que (bandas y agrupaciones se benefician de la organización. Si el 2014, el gasto llegó a 1.800.241 dólares, este año supera los 5,2 millones de dólares. Sin embargo, otra tendencia es el decrecimiento en el sector de orfebrería, pues ahora las imponentes cholas usan joyas de plata o de plata bañadas en oro.

El consumo de bebidas y cerveza y la contratación de servicios musicales componen 69,6 por ciento del total de los gastos en que incurren los organizadores y fraternos.

Dicho incremento en el movimiento económico obedece al incremento del número de bailares. Si el año pasado participaron 34.171 personas, en esta gestión, 36 mil personas bailaron en honor del señor Jesús del Gran Poder.

Los datos muestra un decremento en el gasto relacionado con orfebrería. El 2016, el 25 por ciento de los 95,3 millones se invertían en la compra de joyas; este año bajó al 23%, pues ahora las joyas son bañadas en oro o son de plata.

Fuente: Urgentebo