jueves, 27 de enero de 2011

La moda y las cholitas

Moda de cholitas.
Dentro de los eventos preparados para celebrar la revolución del 16 de Julio, anoche se realizó, en uno de los salones del Hotel Radison, un desfile de modas y un homenaje a algunas cholitas que destacan en diversas actividades.

Fue mi comadre Macacha quien me animó a asistir a tal acontecimiento, impulsada por su natural entusiasmo y aunque a un principio me hice el remiso diciéndole que mi esposa tal vez no aprobaría mi asistencia a tal acto, Macacha venció mis escrúpulos y me dijo: "estamos en plenos festejos julianos recordando a Pedro Domingo Murillo que se alzó contra el dominio español y tú tendrías que imitar su valor para demostrar que eres un cholo de acero inoxidable".

Macho como soy, dije a mi comadre: ¡meta cumbia y vayamos al Radison para admirar a las cholitas paceñas!

Macacha, que es cochabambina, vistió a la usanza de su tierra luciendo unas polleras más cortas que las paceñas, una blusa elegante de color rojo, y desfiló ante mí para que le diera mi parecer, a lo que respondí caballerosamente cual un cholo refinado: luces muy linda aunque eres un poco "kaspi-chaqui" (léase piernas flacas) y tu "pechonalidad" es muy grande cuando la miro me dan ganas de llorar. Sorprendida, me preguntó porqué me venían ganas de llorar al contemplar su busto, respondiéndole en forma muy educada "es que el que no llora no mama, como dice el refrán".

Después de ese piropazo, dije a mi comadre que le faltaban las joyas de oro para lucirlas en medio de las cholas paceñas que se mostrarían muy enjoyadas con sus "koris" (léase oros), y Macacha se colocó sus aretes de oro, una valiosa gargantilla de áureo resplandor, un prendedor de oro y dos pulseras, amén de varios anillos con pedrerías.

Llegamos al festival de la moda paceña y chola, y algunas cholitas comentaron al verme ingresar: "ese es el cholo paceño de acero inoxidable y está con su comadre cochabambina que le acompaña a todas partes con permiso de la española que ahora está de viaje".

Allí, conocí a Roberta Cota recientemente elegida Cholita Paceña y le di un beso en la mejilla, para luego presenciar el desfile de modas, mientras cuidaba con un ojo las joyas de oro que lucía mi comadre Macacha que nada tenían que envidiar a las que lucían las modelos cholitas que presentaron las vestimentas que hoy usan las paceñas en honor de la Revolución de Julio.

Admiré las telas de las mantas y polleras, unas engomadas y otras primorosamente bordadas, quedando mi comadre y yo admirados de los colores vivos de las prendas cholas, todas de color turquesa, fucsia, amarillo y verde, bordadas de lentejuelas. ¡Una belleza!

Al salir pregunté a mi comadre si los trajes que vimos son baratos y Macacha me dijo: "un traje de cholita, polleras, manta, blusa, sombrero Borsalino y enaguas cuesta mucho más que un traje de fiesta de la moda occidental que viste cualquier señora de La Paz." Es que allí está la plata y es por eso que cada día soy más cholero.

1 comentario:

  1. Amigas cholitas les invito a que visiten la página www.viendoeslacosa.com para ver los videos y mp3 de la Música boliviana 100% EN VIVO! Cumbia boliviana Orquestas bolivianas

    ResponderEliminar