lunes, 28 de febrero de 2011

Cholita es discriminada en la Universidad Mayor de San Simón

Cholita discriminada.
Estudio Derecho por que es su vocación, aunque desde el primer curso sufrió los embates de la discriminación racial.

La historia de la cholita Amalia Laura Vilca de 23 años de edad, natural de Jatunmayu Kayana perteneciente al municipio San Pedro de Buena Vista en el Norte de Potosí marca un grado de discriminación racial indignante al interior de la Universidad Mayor de San Simón, de la que no escapan estudiantes, docentes y hasta autoridades que fueron parte de la formación académica de esta alumna de la Facultad de Derecho que este sábado egresa de la Facultad de Derecho de nuestra Casa de Estudios Superiores.
Los actos discriminatorios de parte, no de todos sus compañeros de estudios, no termina con los cuatro años de convivencia en las aulas, sino que se extiende hasta el día en que va a recibir el documento que la acredite como licenciada en Ciencias Jurídicas, ya que sus compañeros (as) no quieren verla vestida de “Cholita” sino con la Toga y birrete tradicional del mundo occidental en actos de graduación.
Hasta lograron realizarle un cambio trascendental en Fhoto Shop, cambiando inconsultamente sus trenzas por cabellos sueltos al azar, la bata que sustituye a sus polleras y unos zapatos de taco que nada tienen que ver con las zapatillas estiladas por las cholitas (para salir posando en el Mosaico de rigor)
El grupo de egresados, en principio no quisieron posar para las fotografías con la Cholita Amalia en medio, aunque luego aceptaron la foto, a sabiendas que iba a ser transformada por el moderno Fhoto Shop.

DESDE EL PRINCIPIO

Amalia contó con lágrimas que enjugaban sus ojos, como en el primer año de estudios en la Facultad de Derecho de San Simón, junto a otra cholita fue sacada del aula por un docente-indecente, por lo que su compañera no volvió más a la “U”, pero ella sí, aunque con el temor encima, por lo que pensó incluso cambiar la pollera por pantalón o faldas.
Hubieron alumnos (compañeros) que instigaban a otros de menos carácter para que se alejen de la cholita, debido a su aspecto, forma de vestir y hasta de hablar.

EN EL TRABAJO

Cuando tuvo la posibilidad de trabajar como amanuense en la Corte Superior de Distrito, las propias autoridades preguntaban si ella era la empleada de servicio al igual que los litigantes y abogados, sin embargo se trataba de una estudiante de Derecho que no repitió ninguna materia a lo largo de sus estudios.
Muchas veces no la dejaban pasar incluso a las oficinas del juzgado, ya que exigían cambie de ropa por que la de cholita no era recomendable para ayudar y practicar en la corte, por lo que se convertía sin quererlo en la empleada del juzgado.

TEMOR

Lo peor de todo esto, es que existiría una docente que aprobaría la discriminación ejercida por su entorno en la Universidad, y alentaría que Amalia sea relegada a un papel servil, doméstico pese a tener los conocimientos como para ser una excelente profesional.
Lamentablemente, crece en ella un temor profundo por las consecuencias que podría sobrevenir a esta nota periodística, sin embargo, La Voz, estará presente allí donde ella y otras personas sean discriminadas y humilladas, haciendo un seguimiento de la información con el claro objetivo de denunciar irregularidades sociales en pleno proceso de cambio propuesto por el Presidente del Estado plurinacional Evo Morales.
Este sábado Amalia Laura Vilca estará orgullosa en el aula Magna de la Facultad de Derecho de San Simón, siempre vestida de cholita, pese a quien pese.

Fuente La Voz

No hay comentarios:

Publicar un comentario