domingo, 3 de julio de 2011

Cholita 2011: “Mis padres me dijeron que no iba a estudiar”

La “Cholita Paceña 2011”, Virginia Quino Cori (20), es una joven oriunda de la comunidad Tambo Cusi, provincia Larecaja del departamento de La Paz, donde dejó a su familia hace cinco años para buscar días mejores en la sede de gobierno como trabajadora del hogar.

Quino, quien ganó el certamen de belleza de la chola paceña el pasado domingo, dijo a la Red Erbol que sus padres Melitón Quino y Felicidad Cori todavía desconocen su reciente triunfo inesperado en el concurso organizado por la Alcaldía Municipal de La Paz.

“Mis padres todavía no saben que soy Cholita Paceña 2011, lo que pasa es que ni siquiera tengo fecha definida para viajar (a la comunidad Tambo Cusi), donde ellos están viviendo, pero cuando vaya les contaré”, declaró.

Virginia se mostró ante este medio de comunicación como una mujer sencilla, franca y sobre todo humana. Es la menor de una familia humilde de campo de cinco hijos y decidió migrar a la ciudad porque sus progenitores ya no tenían recursos económicos suficientes para seguir haciéndola estudiar.

“Mis padres me dijeron que ya no iba a estudiar porque no había dinero, entonces, decidí venirme a La Paz. La familia Villaroel Robertson me inscribió al colegio y ahora estoy en cuarto de secundaria (en el Colegio Lindemann)”, contó la joven representante de la chola paceña, con una sonrisa de satisfacción.

Sin embargo, ese semblante en su rostro cambió de manera repentina a una expresión de nostalgia en el momento que recordó la despedida de su familia antes de emprender el viaje a la capital política boliviana.

“Mi madre se puso a lagrimear y ambos lloramos cuando me vine aquí. Duele mucho dejar la familia, yo quiero mucho a mi familia, aunque no me haya apoyado en mis estudios como hubiera querido”, lamentó.

A su llegada a La Paz, Quino empezó su labor como trabajadora del hogar con la familia del exministro de Aguas, Abel Mamani, luego llegó a la casa de los Villaroel Robertson, quienes respaldaron sus aspiraciones de continuar con sus estudios de secundaria.

La joven reveló que la directora del colegio Lindemann, Kathya Loayza, fue la primera persona que la animó a concursar en el certamen de belleza y posteriormente la familia con la que trabaja, que además de apoyarla en sus estudios, tampoco dudó en impulsarla en su nueva aspiración.

“La Directora del Colegio me dijo que me inscriba al concurso, ella me dijo tal vez ganes y luego la familia donde trabajo me alentó mucho más y recuerdo que me dijeron con seguridad que participe, vas a ganar, no va ser en vano”, afirmó.

Asimismo, agradeció el rol que cumplió su “jefa” en la casa donde trabaja. Junto a ella “ensayaba en mi trabajo, practicaba mi presentación en la pasarela, cómo mandar saludos y besos al público”.

Señaló que en el proceso del concurso nunca se imaginó que iba obtener la banda de la Cholita Paceña 2011 y más aún porque pensaba que el jurado elegía sólo a universitarias u otras participantes de mucha preparación académica.

“Veía que algunas cholitas estudiaban Comunicación y Lingüística, entonces dije que no (será posible); incluso, había cholitas altas y simpáticas pero puse confianza en mí misma y recordé la inspiración de mi poesía a La Paz, aunque seguía pensando llegar a lo mucho al segundo o tercer lugar”, declaró.

PROYECCIÓN

Virginia quiere estudiar la carrera de Comunicación Social o Lingüística para difundir sobre todo los derechos de las mujeres que llevan pollera por todo el país.
Para pagar sus estudios universitarios prevé seguir trabajando con la familia Villarroel, que la apoya en todas sus metas.

Fuente Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada