domingo, 3 de julio de 2011

Cholita con Ñeq’e 2011 recuerda que le dijeron maldita aymara

Cholita Ñeq'e 2011
La Cholita con Ñeq’e 2011, Martha Gimena Mamani Mamani, oriunda de Walata provincia Omasuyos del departamento de La Paz, señaló que la discriminación mata y duele mucho más que una herida física a las mujeres de pollera y aymara.

“El título de Cholita con Ñeq’e 2011 fue labrado a puro sacrificio que me alienta. Porque, cuando golpean psicológicamente a una persona matan (y duele) más que una herida física que lo viví cuando me dijeron que por mi maldita aymara me habían contratado, me hirió pero también me revalorizó para decir basta a la discriminación”, afirmó.

Martha trabajó en un programa femenino del canal 57 de la ciudad de El Alto donde le echaron de su labor sin previo aviso y encima le ofendieron indicando que por su “maldita aymara le contrataron”, pero no denunció porque no pudo grabar la frase agresiva para presentarla como prueba ante la justicia ordinaria.

“Es muy difícil superarse (en la ciudad) para una migrante porque venimos con nuestro idioma materno (el aymara) que a veces tenemos dificultades a momento de expresarnos, perdemos el autoestima y entre mujeres nos desvaloramos. Incluso, en las entidades públicas te ven la cara y el tono de tu voz”, agregó.

La Cholita con Ñeq’e trabajó en la ciudad de La Paz vendiendo artesanías de platería junto a su tía, se desempeñó en el fileteado y limpieza de sombreros, en costura de polleras, incluso fue trabajadora del hogar mientras estudiaba y cuidaba a sus dos hermanas menores. Finalmente llegó a conducir un programa televisivo en El Alto.

Los recuerdos de pronto le arrancan lágrimas y con la voz entrecortada dice que “los días de mi estudio fue muy difícil porque mi padre se enfermó. Pero, en el colegio siempre me destacaba y llegando a la Universidad Pública de El Alto (UPEA), lo mismo, por eso fui electa Cholita de Comunicación, luego de la UPEA, en Max Paredes y ahora soy Cholita con Ñeque 2011”, indicó sonriendo.

No todo es tristeza sino también alegría, porque el día de su elección como Cholita con Ñeq’e, Eusebia Mamani, madre de Martha, no pudo contener sus lágrimas de regocijo al ver a su hija impuesta con la banda paceña.

La migrante aymara ahora apunta a ser periodista y presentadora en televisión o trabajar como consultora sobre los derechos de las mujeres en los municipios.

Martha, gusta del kantu de charazani, la moseñada y admira a la cantautora Luzmila Carpio y los K’arkjas; también le encanta degustar el plato paceño, el chairo y el pejerrey.

Pero, ¿qué piensa de los políticos? El Alcalde paceño, Luis Revilla, trabaja bien por el beneficio de la ciudad; en tanto, el presidente del Estado, Evo Morales, salió de la clase muy baja gracias a su esfuerzo pero “me preocupa que los profesionales no tengan trabajo y me da miedo que al concluir mis estudios no pueda ejercer mi profesión”, sostuvo.

Fuente Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario