jueves, 10 de noviembre de 2011

Joyas para Cholitas Bolivianas bajan de precio

Bajan las ventas de joyas por los altos precios del oro y la plata en el mercado internacional.

Los altos precios de los minerales, como el oro y la plata, han llevado a la gente a comprar artesanías peruanas baratas y otras prendas elaboradas con materiales chinos, se provoca así una baja en las ventas de joyas hechas por artesanos locales.

Así lo revelaron orfebres afiliados a la Asociación de Joyeros Señor de Exaltación (Asajose) de la zona 24 de Septiembre, ubicada a unos pasos de la plaza Garita de Lima, en la ciudad de La Paz.

A manera de balance, Roberto Tantani Tambo, presidente de Asajose, comentó que “las ventas bajaron hasta 60 por ciento y el negocio no es tan rentable como antes porque el oro es caro y la gente prefiere trabajos con materiales chinos”.


18 KILATES

Cholitas bailando en el Gran Poder.
Pero no sólo ello, Tantani contó que comparado con años pasados, un juego de joyas para cholita de oro 18 kilates, que consta de prendedor de manta, ramillete de sombrero y los respectivos aretes, que antes se cotizaba a 2.500 bolivianos, ahora supera los cuatro mil bolivianos.

Las señoras, tanto de pollera como vestido, al ver los precios elevados de la joyería fina nacional, optan por trabajos con materiales chinos que son más accesibles para sus bolsillos. El juego completo en ese material tiene un costo aproximado de 500 a 600 bolivianos.

Pero no sólo las joyas en oro registran precios altos en el mercado nacional, también las de plata. Por ejemplo, el juego completo de joyería para una folklorista va desde los 3.500 a 4.000 bolivianos. Ante esa situación, los artesanos optaron por bajar el costo de la mano de obra de 1.500 a 500 bolivianos el juego para captar más clientes.

Para la elaboración de cada uno de los trabajos, el artesano nacional le dedica hasta tres días, con dedicación plena y esfuerzo para definir los detalles de cada pieza.

Para mostrar diferencias entre los precios anteriores y actuales, el directivo de los orfebres señaló, por ejemplo, que antes una cadena de oro de 10 gramos tenía un valor aproximado de 1.800 bolivianos porque en ese entonces cada gramo costaba unos 180 bolivianos.

En cambio, ahora, basado en la fluctuación del precio en el mercado de metales a nivel internacional, el gramo de oro se incrementó a 350 bolivianos y el producto final hasta 3.500 bolivianos.

Respecto del costo de la mano de obra en trabajos de orfebrería, Tantani dijo que los artesanos calculan esta variable de acuerdo con la cantidad de gramos que lleva cada joya.

Cada artesano aspira a vender sus obras por juegos completos para tener una mayor cantidad de ingresos.

En este tiempo de altas cotizaciones de los metales preciosos, los artesanos en joyería ya saben que el cliente, con seguridad, volverá en cuatro años para renovar su prendería y adquirir un nuevo juego.

LATÓN BARATO

Bella Cholita originaria de La Paz.
Pero ‘no todo lo que brilla es oro’ y contrariamente a lo que se piensa, el sector, en general, no obtiene ganancias extraordinarias en estas fechas cercanas a las fiestas del Gran Poder, porque los nuevos joyeros prefieren trabajar materiales baratos como el latón (aleación de cobre y zinc) o metales parecidos a la plata y el oro, en lugar de elaborar productos originales con garantía.

Al referirse a este nuevo grupo de artesanos, Yolanda Manzilla de Villalobos, artesana, dijo que “sólo buscan ganar más y no está mal, pero están quitando el valor de los productos finos y artísticamente elaborados”. Ella, al igual que otros orfebres, se vio afectada por el alza de los metales y la competencia desleal que ofrece materiales baratos y de baja calidad.

El latón es un material muy antiguo, se vendía en las calles hace muchos años. En ese entonces costaba 80 bolivianos, pero ahora su valor aproximado es 450 bolivianos, lo que permite que el público, en general, lo adquiera, en su mayoría personas de clase media.

Asajose cuenta con 50 afiliados, y busca aglutinar a más artesanos porque saben que organizados pueden generar beneficios para sus actividades y acceder a capacitación o cursos de especialización.


El oro y la plata continúan con precios altos

Los precios de los minerales preciosos están altos en los mercados de metales. La onza troy del oro se cotiza en 1.510 dólares, mientras que la plata alcanzó 35,89 dólares la onza troy, según datos del Ministerio de Minería y Metalurgia.

Pese a las fluctuaciones en los mercados internacionales, los precios de ambos metales continúan altos, lo que repercute de manera negativa en las actividades de los trabajadores de la orfebrería.

En el país, la alta cotización del oro ha motivado al Gobierno a crear una empresa para recuperar el metal dorado que se explota en varias regiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario