jueves, 24 de noviembre de 2011

Auge para prendas de alpaca en El Alto y Bolivia

Las mantas, gorros, chalinas y chuspas, elaborados con lana de camélidos, son las prendas más cotizadas, principalmente por extranjeros.

“Producimos artesanalmente 200 prendas de vestir de lana de alpaca, entre mantas, ponchos, chalinas y gorros, cada semana y las vendemos todas, incluso nos falta para la demanda que tenemos”, señaló Limbert Cusi, quien, junto a su familia, trabaja en una microempresa denominada Alpacart.

Y es que en los últimos años, la producción artesanal de prendas de vestir elaboradas con lana de alpaca y vicuña se ha incrementado considerablemente por la gran demanda, principalmente de visitantes del continente europeo.

“Esta gente valora más que un boliviano el hilado, el tejido, el macramé, el bordado, todo lo que está íntegramente elaborado artesanalmente, mientras más artesanal sea es más valorado”, dijo.

En la ciudad de El Alto, al menos 12.000 personas se dedican a la producción artesanal de prendas con lana de camélidos.

“No se trata de asociaciones, somos cerca de 300 emprendedores que trabajamos, cada uno, con un equipo de 40 personas. La característica principal de nuestras prendas, que últimamente son muy cotizadas, es que están hechas a mano, desde el hilado”, manifestó el artesano.

El proceso de producción artesanal de una prenda de lana de alpaca se inicia con la disgregación de la fibra, de acuerdo con la calidad de los vellones y por los colores, separando las impurezas.

Luego de sacar las impurezas, la lana es hilada en una rueca manual o en rueca de pedal. El tejido se realiza totalmente a mano, con la utilización de palillos o agujas circulares.

“Tenemos bastante mercado porque los precios son muy accesibles. Por ejemplo, una media manta de alpaca cuesta entre 700 a 1.000 bolivianos y una doble manta 1.400 a 2.000 bolivianos”.

Los microempresarios también trabajan mantas en lana de vicuña, que se venden al menos en 8.000 a 10.000 bolivianos.

“De vicuña elaboramos principalmente mantas, pero son muy costosas y no tienen mucha rotación en el mercado, por lo que sólo trabajamos a pedido”.

Estos microempresarios comercializan sus prendas en la calle Fournier, en la feria 16 de Julio.

“Estamos en la calle Fournier, al lado del sector donde se vende maquinaria industrial. No hay tiendas ni nada, es un espacio al aire libre, la gente llega en las mañanas y comienza a vender sus productos, algunos se quedan hasta la tarde, otros trabajan hasta mediodía. Al ser emprendedores no tenemos la capacidad para hacer volúmenes grandes, trabajamos más al detalle, como máximo se elaboran hasta cinco prendas de cada clase, por este motivo es que nuestro trabajo es bien cotizado, principalmente por empresarios extranjeros”, dijo.

Las prendas son elaboradas bajo la influencia de la moda.

“La moda de la chola es tan cambiante, especialmente en las mantas, antes sólo era tejido en telar y con flecos, luego entró el tejido en telar con nudos en el fleco, después los bordados en la tela y con pequeñas trenzas, posteriormente se realizaron las mantas en telar con trenzas de más de 12 centímetros, las mantas con tejido phullo con flecos subidos a ganchillo y ahora está de moda toda la manta íntegramente tejida con ganchillo o croché”. Con todas sus artesanías, este grupo de emprendedores también participa en otras exposiciones de la urbe alteña.

“Aparte de la feria vendemos en Villa Salomé, la diferencia de esta otra exposición es que los comerciantes son más al detalle, sus artesanías no son tan elaboradas trabajan de pieza en pieza”.

Sin embargo, según el artesano, pese a la gran oportunidad de crecimiento en el ámbito internacional, que tiene el mercado de prendas de vestir elaboradas con lana de camélidos, su gran limitante es que en la mayoría de los casos la mano de obra todavía no satisface los requerimientos de otros países.

“Los artesanos no mejoran la mano de obra y afuera quieren productos más finos. Por ejemplo, los criadores de alpaca no se preocupan en la calidad de la fibra, sólo piensan en la cantidad, lo que hace que tengamos que buscar en otros mercados fibra más fina”, agregó.

LA CIFRA

300 microempresarios en la ciudad de El Alto trabajan en la elaboración “a mano” de prendas de vestir con lana de camélidos.

LA CIFRA

12 mil personas se dedican a la elaboración artesanal de prendas de vestir con lana de alpaca y vicuña en la ciudad de El Alto.

LA FRASE

Un extranjero valora más el hilado, el tejido, el macramé, el bordado, lo íntegramente elaborado artesanalmente

Limbert Cusi

microempresario alteño

DATOS

La fibra de alpaca es un producto bastante reconocido en otros países por su calidad, tomando en cuenta sus bondades térmicas.

En El Alto hay una gran cantidad de micro y pequeñas empresas que se dedican a la elaboración de prendas de fibra de alpaca, que son comercializadas en la feria 16 de Julio, lugar que se constituye en una vitrina para difundir la excelente calidad de los productos y establecer relaciones comerciales con reconocidas empresas nacionales y extranjeras.

La fibra y tejidos confeccionados con lana de alpaca han encontrado mercados en el exterior, como Estados Unidos, China, Italia, Japón y el Reino Unido.

Una media manta de alpaca cuesta entre 700 a 1.000 bolivianos, y una doble manta 1.400 a 2.000 bolivianos.

Las mantas tejidas íntegramente con fibra de vicuña se comercializan en la urbe alteña desde los 8.000 bolivianos en adelante, dependiendo su calidad.

La materia prima subió este año

Según el artesano, la materia prima subió de precio en los últimos meses, lo que generó que los productores también incrementen el costo de las prendas de vestir.

“Por ejemplo, el kilo de hilo de alpaca costaba antes entre 60 y 70 bolivianos, ahora se cotiza en 120 a 130 el más barato”, manifestó Cusi.

La lana de vicuña también sufrió un considerable incremento.

El kilo de hilo de vicuña se encontraba en 800 a 1.000 bolivianos, pero ahora lo más barato es 1.400”.

Asimismo, las hiladoras también subieron las tarifas por su trabajo. “Tiempo atrás, ellas nos cobraban por cuatro onzas de hilado 20 bolivianos, ahora no rebajan de 40 a 50”.

Por estos motivos, los productores también se vieron en la necesidad de incrementar sus costos.

“Por ejemplo, la media manta de alpaca costaba antes 500 a 800 bolivianos, según el modelito, pero ahora valen de 700 a 1.000 bolivianos. Una doble manta costaba 800 a 1.000 bolivianos y ahora nos vemos obligados a vender en 1.400 a 2.000 bolivianos”.

El microempresario aseguró que las próximas fiestas de fin de año generarán un pequeño incremento en el costo de su producción.

El negocio se transmite entre generaciones

TESTIMONIO

Justa Condori, artesana

“Las microempresas que trabajan en la confección de prendas de vestir de lana de alpaca se crean entre personas que, por tradición familiar, conocen el oficio.

Por ejemplo, si la madre fue hiladora, la hija es hiladora; si el abuelo fue tejedor, el nieto es tejedor, etc.

En otros casos, el negocio se maneja entre familia. Por ejemplo, en esta microempresa trabajamos más de 30 personas, entre abuelas, madres, hermanas, primas y tías.

Yo aprendí el oficio desde que tengo memoria, mi madre se encargó de enseñarme a seleccionar habilidosamente la fibra y procesar la lana de alpaca y vicuña, a medida que fui creciendo aprendí a hilar en las ruecas y a tejer las prendas, no es nada fácil.

El mercado de productos elaborados con fibra de camélidos está creciendo mucho, principalmente en prendas de alpaca, hay buena venta para todo lo que está elaborado íntegramente a mano porque generalmente las cholitas no usan mantas hechas de hilo de alpaca industrial, sino de hilados a mano.

Estamos conscientes de que todavía nos falta crecer y capacitarnos mucho más para elaborar prendas más finas, pero al ser microempresarios no contamos con el apoyo de programas que nos incentiven a mejorar.

Sin embargo, participamos en todas las ferias que organizan las asociaciones de productores artesanales para extender más nuestro mercado y hacernos conocer con la gente”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada