jueves, 24 de noviembre de 2011

Prendas de alpacas

La alpaca (del quechua allpaqa, paqu) (Vicugna pacos) es una especie doméstica de mamífero artiodáctilo de la familia Camelida, derivada de la vicuña salvaje. Su domesticación se viene realizando desde hace miles de años, e incluso la cultura Mochica del Perú representó alpacas en su arte.

Las alpacas pesan entre 60 y 70 kilogramos y su altura a la cruz es de 1 metro, superando levemente a la vicuña, su ancestro. Han sido seleccionadas para la producción de fibras, cuyo diámetro varía de 12 a 28 micrómetros, las cuales son muy utilizadas en estos días.

Son animales típicos de la Puna de Argentina, Bolivia, Perú, Ecuador y Chile, en la actualidad hay muchísimas en Estados Unidos, Europa y Nueva Zelanda debido a su exportación del Perú. Se encuentran en manadas numerosas que pastan en las alturas llanas de los Andes del Perú meridional, del oeste de Bolivia y de la parte septentrional de Chile, a una altura aproximada de 3.500 a 5.000 metros sobre el nivel del mar, durante todo del año. No se utilizan como bestias de carga, como las llamas, pero se valoran por sus lanas, de las cuales se hacen las mantas y los ponchos indígenas tradicionales entre otras múltiples prendas de vestir de consumo local y de exportación.

Los cuatros únicos colores son marrón, negro, blanco y gris. La capa es de gran longitud, llegando casi a rozar la tierra.

La estatura de la alpaca es considerablemente menor que la de la llama, compartiendo con la llama y el camello el hábito de escupir, utilizado para mostrar agresividad o como método de defensa.

Razas

Existen dos razas de alpaca: La huacaya y la suri, las que se diferencian por las características externas de su fibra. La fibra de la huacaya crece en forma perpendicular al cuerpo de la alpaca, posee densidad , suavidad, lustre, rizos que le confiere un aspecto esponjoso, las mechas de fibra son cortas en comparación con la suri, con ausencia de suarda que es propio del ovino; mientras que la fibra de la suri crece en forma paralela al cuerpo de la alpaca, formando rulos independientes a través de todo el cuerpo a manera de los flecos del mantón de las mujeres altoandinas, posee densidad, suavidad, lustre que es mucho más notorio que la de la huacaya, confiriendole un aspecto sedoso y brillante.

Usos

En la industria textil, el término "alpaca" puede significar cosas distintas. Es sobre todo un término aplicado a las lanas obtenidas de la alpaca boliviana. Sin embargo, se refiere más ampliamente de la tela hecha originalmente en el Perú de las lanas de la alpaca aunque también fabricada y mezclada con otro tipo de lana como por ejemplo las italianas e inglesas brillantes.

Las telas más preciadas son aquellas provenientes de la primera poda de la alpaca, llamadas baby alpaca.

Las cuatro especies de animales sudamericanos autóctonos y productores de lana son la llama, la alpaca, el guanaco y la vicuña. La alpaca y la vicuña son los animales más valiosos por su lana: la alpaca a causa de la calidad y la cantidad de lana (fibra), y la vicuña a causa de la suavidad, fineza, escasez y la alta calidad de sus lanas. La fibra de guanaco es levemente inferior a la de vicuña, pero es un poco más abundante.

Propiedades

Entre las propiedades más importantes de la fibra de alpaca tenemos:
La Uniformidad, que está relacionada con el sincronizado del rizo que se da en el crecimiento natural de la fibra, lo que le otorga elasticidad y capacidad de tensión al hilado.

Sensación de suavidad, que está dada por la tersura, la humedad y capacidad de tensión al hilado.

La propiedad térmica, que hace que la fibra actúe como un aislante que mantiene la temperatura corporal en sus niveles normales, esto debido a una cavidad o vacio de aire que posee cada una de las fibras.

La fibra de alpaca se conserva admirablemente en el tiempo, no sufriendo daños por hongos u otros microorganismos.

Se puede obtener alrededor de 25 colores naturales en tonos que van desde el blanco, gris, marrón, hasta llegar al negro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario