martes, 15 de noviembre de 2011

Sombreros borsalinos para Cholitas Bolivianas

El uso del sombrero indígena tiene un significado en Bolivia, donde representa el “honor y autoridad” dentro de una comunidad indígena, por lo que es frecuente su uso dentro de los grupos de ancianos a quienes generalmente se guarda especial respeto y consideración.

Según Toribia Aleros, de la región andina boliviana, el sombrero constituye una muestra de sabiduría y por tanto, de capacidad para dirigir al pueblo o participar de la toma de decisiones importantes.

“Gracias a nuestra indumentaria podemos identificarnos como un grupo, lo cual nos lleva a ser unidos y solidarios, además de seguir causas comunes que se ajustan a nuestras necesidades”, señala.

Aleros coincide en que la influencia de los medios de comunicación es la principal fuerza de oposición a la conservación de la cultura andina, motivo por el cual los grupos indígenas se muestran reacios a aceptar las nuevas formas de comunicación.

“Estamos concientes de la necesidad que tiene nuestro país para convivir todos en una sociedad justa y equilibrada, pero para eso es necesario que se respete nuestra identidad”, sostiene.

El bombín o sombrero hongo es un sombrero semiesférico de fieltro con el ala redonda que fue inventado por Thomas Coke, 2º conde de Leicester de Holkman en 1850.

El bombín fue diseñado por los sombrereros James y George Lock de Mr. Lock de la calle de St. James’s street y llamado pronto por ellos sombrero de hierro. Los Lock enviaron su diseño a los sombrereros Thomas y William Bowler que produjeron el prototipo del sombrero para Coke. El sombrero del hierro fue llamado más adelante en inglés bowler debido al apellido de sus fabricantes, nombre que siempre se ha utilizado desde entonces. El bombín era duro para proteger la cabeza de los guardabosques contra los golpes de los ramas bajas de los árboles mientras montaban a caballo. Ganó renombre hacia finales del siglo XIX al ofrecer una opción intermedia entre la formalidad de la chistera, asociada a las clases altas, y la naturalidad de los sombreros de blandos de fieltro usados por las clases medias más bajas.

–El sombrero de las cholas era al principio un sombrero blando tejido y endurecido con cola y yeso, pero esa costumbre se fue perdiendo. A partir de principios del siglo XX el vestir de las cholas cambia drásticamente y empiezan a usar un sombrero más pequeño, llamado Borsalino (por el nombre de la fábrica italiana de origen).

Una leyenda cuenta que un vendedor de sombreros para hombres, para evitar pérdidas, se los ofreció a las cholas asegurando que les traería fertilidad. Otra cosa que escuché por ahí es que la altura a la que se calzan el sombrero, indica el estado marital de la mujer.

Este sombrero bombín (en inglés Bowler hat), fue introducido en Bolivia a principios del siglo XX por obreros británicos que trabajaban en la construcción de las vías del ferrocarril (se dice que los ingleses mandaron un embarque con sombreros para estos obreros, y como les quedaron chicos los repartieron entre los lugareños). Durante un tiempo se imponía el sombrero Borsalino original, pero ahora ya se producen localmente y con innovaciones en el modelo. Su elaboración es un arte que domina el comercio paceño, y se pueden encontrar de varios colores, distintas alturas y calidades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario