lunes, 31 de octubre de 2011

Cholitas Bolivianas en pasarela











20 cholitas paceñas desfilaron en una pasarela en un Hotel 5 estrellas de La Paz, mostrando los diseños, colores de las mantas, las polleras, los zapatos, los sombreros y toda la indumentaria, propuesta por diferentes diseñadores, de una mujer indígena paceña.





Contactos: cholitasfashion@gmail.com

Calzados para Cholitas Bolivianas

Calzados para Cholitas sigue moda internacional.
La vestimenta de las cholitas evoluciona a la par del desarrollo de la moda, el mercado es cada vez más exigente y los artesanos siguen las tendencias internacionales, matizan sus creaciones con novedosos y originales detalles para dar mayor valor agregado a sus productos.

Tomas Ernesto Quisbert Torres, propietario de la línea de calzados La Sorpresa, ubicadaen la ramada, puso a la venta su nueva línea con marcada tendencia italiana que, a gusto de las señoras de polleras, son originales porque presentan coquetos detalles. Por este motivo, la Fraternidad Morenada Juventud San Pedro Residentes de Achacachi, Catedráticos, no dudó en contratar sus servicios, afirmó el orgulloso artesano.

Para hacer este trabajo, el diseñador invirtió aproximadamente 60 mil dólares americanos en la importación de cuero para la elaboración de 600 calzados de mujer. Asimismo, empleó a más de cincuenta personas que se encargan de hacer los cortes, costuras y acabado final.

La calidad del trabajo está respaldada por la capacidad creativa y las novedades que ofrece. “Un día me inspiré en la forma de la trenza de la chola paceña y salió el diseño, más la influencia italiana, quedó un hermoso calzado de dama”, señaló el diseñador.

Su vasta experiencia también le dio la oportunidad de diseñar para la línea argentina de calzados Bottier y tuvo el privilegio de ver desfilar sus obras en prestigiosas pasarelas. Las modelos bolivianas de Pablo Manzoni también las exhibieron. Ahora está concentrado en vestir a las cholitas de la morenada para la fiesta de la virgen del carmen

Con una experiencia de casi 40 años, Tomás aprendió de maestros argentinos y alemanes. Calzó en el periodo de los años ‘70 a “bolivianos de primera clase, políticos de élite, entre ellos a la ex presidenta Lydia Gueiler.

Más que un diseñador, Quisbert se volvió capacitador para el sector de zapatería, tuvo la oportunidad de dar charlas de capacitación en procesos productivos, en talleres organizados por Instituto Boliviano de Normas y Calidad (Ibnorca).

Contactos: cholitasfashion@gmail.com

Colores y Modelos: Polleras para Cholas paceñas

Añadir leyenda
La chola paceña se caracteriza por innovar su propia vestimenta pesar de los amplios márgenes de ganancia que representa, la industria de la confección de ropa para las mujeres de pollera no ha sido explorada por los diseñadores. Sigue bajo el dominio de las propias señoras de pollera que aprenden el oficio en institutos populares, pero no tienen más posibilidades que desarrollar microempresas familiares para atender a la gran demanda.

Para confeccionar una pollera de una comerciante que luce la vestimenta, se necesita entre tres o cuatro metros de tela, siempre y cuando el ancho de ésta sea de un metro y medio. Si el ancho de la tela es menor -por ejemplo, 1,20 metros- se necesitarán al menos seis metros. Las telas no son baratas y la costura de la pollera es complicada. Una prenda terminada puede costar 900 bolivianos, mucho más que un traje de dos piezas importado de Chile.

Las enaguas

Chola bailando Morenada.
Además, respecto a la pollera también se hallan las enaguas. Sayas, fustán, centro o “mankhancha” en idioma aymara: una subespecie de polleras interiores a la pollera exterior: que se utilizaban entre la propia pollera exterior y la ropa interior, hecha más que todo de tela blanca (tela blanca que pudo ser lienzo, lino, tela de algodón, tocuyo, u otro, pero que tiene que ser algo más delgado, suave y liviano; para cumplir con uno de sus objetivos: brindar calor en las temperaturas frías), que de igual forma baja hasta, casi, la misma altura de la pollera, atada también a la cintura, que dejaron ver en aquellos tiempos los encajes que las adornaba.

viernes, 28 de octubre de 2011

El Sombrero: La pieza clave para la vestimenta de la Chola Paceña

Cholitas Maniquis.
Hasta antes de 1920 el sombrero que lucía la chola paceña se hallaba elaborado (tejido) con la fibra de las hojas de la hierva del esparto, posteriormente cubierto con el pigmento del albayalde (un preparado de carbonato de plomo), sobre los cuales finalmente se realizaba un lustrado con otro preparado de azufre. A partir de 1920 comienza a ponerse de moda el sombrero bombín de fieltro importado por fábricas americanas, italianas, alemanas, principalmente. Un sombrero de la chola paceña que en sus inicios tenia, en cuanto a medidas, una altura aproximada de 15 centímetros, con unas alas, o faldas, planas de 5 a 6 centímetros, y un color que predomino en esos tiempos: el blanco.

El sombrero caracteriza la vestimenta de la chola paceña, en tiempos anteriores poseía su propio estatus como parte del atuendo total, donde la marca y calidad eran muy importantes; en los últimos años el sombrero ha sido prenda codiciada para los ladrones por su costo y fineza motivo que obligó a que gran parte de las senoras de pollera dejen de usarlo cotidianamente.

Elegante sombrero.
Según, Exalto Chino uno de los confeccionistas de sombreros más conocido en el medio y cuyo taller está ubicado en la calle de Max Paredes de la ciudad de La Paz, afirmó que “el trabajo de elaboración de los sombreros requiere de dedicación y empeño, ya que se debe hilar el pelo y la lana, se acomoda a la horma o molde, se rasea (poner la tela raso) y luego viene la costura para terminar con el acabado final. Además que el tiempo requerido para la confección es de dos días por cada sombrero.

OTROS DETALLES

Asimismo, el promedio de fabricación de cada taller es 100 sombreros para la festividad y se efectúa el trabajo a pedido de las diferentes fraternidades. El precio de un “Borsalino” varía, entre Bs 78 que son los nacionales, Bs 280 y Bs 320 de industria brasileña y Bs 480 la portuguesa.

Alquiler de joyas para la Entrada Paceña en Santa Cruz

Cholas Paceñas bailando en Santa Cruz de la Sierra.
ALQUILER Y COMERCIO

Muchas de las personas que participan en las fraternidades, ahorran todo el año para lucir joyas nuevas y luego guardarlas como un patrimonio. Sin embargo, la modalidad del flete o alquiler es otra alternativa.

Para la compra, un costo promedio es el juego de oro consistente en topos y aretes Bs 3.500 y 3.200 dependiendo el tamaño, en el caso de la plata no se cobra por gramo sino es por al trabajo. Las joyas de oro se cotizan por gramo que es Bs 320 cada uno.

El alquiler de las joyas para las damas es de Bs 150 hasta Bs 120, en caso de que el alquiler sea personal se deja una garantía de Bs 2.500 y si es de forma grupal la garantía es de Bs 1.000.

No hay una multa si el objeto alquilado es devuelto dos días después de la fiesta.

JOYAS PARA HOMBRES

Las venta de joyas para los hombres este año aumentó con relación a otros, según indicaron comerciantes. El juego mínimo que debería lucir un fraterno es el pisa corbatas y las cadenas.
El precio de pisa corbatas de oro es de Bs 400 a 500 y el flete llega a Bs 190

Una mujer que baila de cholita en la morenada de la fiesta de la virgen del carmen gasta para su ajuar completo 11.400 bolivianos, y tan novedosos son, que la entrega de las mantas y polleras la hacen horas antes de la Entrada.

Algunos tips de las polleras y accesorios

Moda Paceña.
Desfile de la Chola Paceña.
Chola Elegante.
La alta costura de las cholas bolivianas con diseños que alcanzan miles de dólares se exhibió en un colorido desfile de 20 mujeres indígenas que iluminaron la pasarela.

Las cholas modelaron sus abultadas faldas multicolores conocidas como polleras, los sombreros bombín que las caracteriza, enaguas de encaje y mantas bordadas. Entre otros los accesorios son muy importantes por que le dan el toque especial a la cholita paceña

Entre las modelos se encontraba su socia Claudia Piccirelli, de nacionalidad alemana, que vestía orgullosa un diseño de Paco valuado en más de 5 mil dólares. La diseñadora explicó que utiliza materiales finos y confecciones exclusivos. Dijo que sus diseños serán exportados a Argentina y Europa. “Esta ropa es muy llamativa fuera de su país y es un orgullo vestirla. Yo creo que con esto transmito lo valiosa que es la chola”, acotó.

Se destacaron las creaciones en zapatos y mantas, además de las combinaciones novedosas en colores como el turquesa y el fucsia, y también tonos ocres, rosas, verdes y celestes pálidos. El aguayo, como siempre, también fue protagonista, no sólo en las mantas bordadas a mano sino en los zapatos.

Las modelos mostraron lo último en diseño de joyas y sombreros, que complementan el vestir elegante de la mujer de pollera en La Paz y en el país.

lunes, 24 de octubre de 2011

Moda Cholita 2011: Color magenta y detalles de trenzado de manta








Excelente moda de la Cholita Paceña.

Catalogo Fotos Bolivia.

Cholitas Bolivianas: Ahora las mujeres de pollera brillan en escenarios públicos

Jhanet Mollinedo, co-conductora del programa Los Principales
Pero la discriminación persiste.

Comenzaron como secretarias en los 90; ahora ocupan cargos jerárquicos.

En el pasado, las mujeres de pollera sólo eran vistas en centros de abasto, pero ahora se las ve en oficinas públicas y privadas. Ellas llegaron a ser secretarias, periodistas, legisladoras, ministras y, ahora, una de ellas se convierte en autoridad del nuevo Órgano Judicial del país.

“Recuerdo que en el primer Gobierno de Goni (Gonzalo Sánchez de Lozada) y de Víctor Hugo Cárdenas se puso de moda tener secretarias de pollera en las instancias gubernamentales”, apunta la investigadora Alison Spedding.

La justificación que Spedding recuperó, entonces, era que las secretarias son “la primera persona que ven los visitantes. (Las autoridades) decían ‘estamos a favor de la diversidad’. Después todo sigue sin cambiar”.

Posteriormente, ellas fueron ocupando otros cargos jerárquicos. Remedios Loza, del ex partido político Conciencia de Patria (Condepa), fue la primera en llegar a la Cámara de Diputados vistiendo polleras y sombrero.

David Mendoza, sociólogo e investigador, explica: “Ahora con (el presidente) Evo Morales hay una revalorización de la condición de ser chola. Ya no son sólo las señoras del mercado o las empleadas domésticas; ahora las hay concejalas, ministras, abogadas y van ascendiendo”.

Al menos diez mujeres indígenas originaria campesinas ocuparon cargos jerárquicos en el Poder Ejecutivo desde la asunción de Evo Morales a la Presidencia.

Discriminación

“Pero en el fondo, sigue la discriminación”, observa Mendoza. “Porque llevan traje de chola también tratan de recuperar su identidad y que la gente les dé un lugar en la vida. Creo que no debe ser así; cualquier mujer, de vestido o de pollera, debe ser tratada por igual”, reflexiona.

Cristina Mamani, la mujer aymara que se hizo de un lugar en el Consejo de la Magistratura en las pasadas elecciones judiciales, afirma que desde hace muchos años lleva pollera, pero “de cholita nadie me reconoce”.

La abogada hace este comentario a propósito de las críticas que le hicieron sus rivales, en sentido de que habría usado este traje sólo para presentarse como candidata.

Jhanet Mollinedo, co-presentadora del programa “Los Principales”, de RTP, es otra mujer aymara que se acomodó a las circunstancias. Esta joven cuenta que en el colegio usó mandil porque “no existen uniformes con pollera”.

Incluso, “cuando estuve en el colegio Holanda era la guaripolera. Usaba minifalda y botas. Luego salí del colegio. Ahí siempre llevé el uniforme correspondiente, pasé educación física con el uniforme, como todos. Tampoco iré a piscinas con pollera”.

Cuando se hizo adulta, ya no cambió su indumentaria. Es más, está orgullosa de ella. “Es elegante y hay para toda ocasión”, cuenta Mollinedo. (LE)


Con pollera “se puede hacer todo”

Una chamarra de cuero, un par de botas y un sombrero de ala ancha caracterizan la indumentaria habitual de la socióloga Alison Spedding. Pero cada vez que deja la ciudad, deja en su armario esas prendas y toma sus polleras y sus mantas de chola paceña.

“Cuando estoy en el campo utilizo la pollera de forma permanente. También cuando viajé a Tarija la usé. Es una maravilla”, afirma la investigadora británica.

Spedding comenzó a vestir pollera en 1986. “Estuve en la comunidad de Hampaturi, me llevaron hasta arriba, a la Cumbre, donde los campesinos tenían sus llamas y alpacas. Entonces vestía una falda larga hecha de lana; pero como hacía tanto frío, me pusieron una pollera encima. Entonces dije ‘ya que está bien para la gente, yo me pongo pollera’”, recuerda.

Desde ese año, siempre que está en el campo utiliza esta vestimenta tradicional por su conveniencia. “Puedes dormir, levantarte, bañarte y hacer todo con la pollera”, afirma.

Algunas veces, incluso, la llevo puesta en la ciudad de La Paz. “A veces llegaba de los Yungas para cobrar mi sueldo. Venía directo de Villa Fátima (al monoblock central de la UMSA) con mi q’epi, mi bolsón. Una vez, un grupo de alumnos me dio encuentro. Subíamos las gradas y no me miraban. Al fin les pregunté si no me conocían. Ellos se sorprendieron (al verme)”.

Spedding viaja frecuentemente a los Yungas de La Paz. “Un fin de semana estoy en La Paz, el siguiente en los Yungas y siempre estoy viajando. Cada vez que estoy en el campo me pongo la pollera”.

Página Siete

Boutique para Cholitas Bolivianas: Polleras a la moda

Las boutiques de La Paz , especializada en polleras, mantas y zapatos para mujeres andinas.
Hay una boutique exclusiva para cholitas. La milenaria prenda que identifica a la mujer andina está más vigente que nunca. Su alta demanda en el comercio la mantiene viva y se ajusta a los tiempos con cambios en colores, costura, pliegues y precio.

La tendencia en esta última temporada la marcan los tonos floreados, telas licras y brillos. Las mujeres buscan las prendas multicolores, dice la propietaria de la boutique, Teresa Cabezas Villan. Prosigue: hay que tener una mercadería surtida para que la clientela note la diferencia y tenga mucho para escoger .

Son 28 años que lleva la dueña en el comercio de las polleras. Recuerda que hasta hace unos años las prendas tenían hasta 12 bastas (puntadas). Ahora, tienen como máximo cuatro hilvanes. Pero, las preferidas son las que tienen tres. Sin embargo, todas quieren verse como una rosa abierta . Para lograr esa imagen es vital que las polleras estén confeccionadas en por lo menos siete metros. Unos centímetros menos convierten a la prenda en un paño encogido e incómodo para la mujer. El defecto de fabricación es cada vez más común, ya que los talleres reducen el tamaño de tela para ahorrar costos.

La tela que más buscan son las floreadas. Las lisas, gustan poco y hay que hacerlas bordar para que las compren , cuenta la dueña de la boutique, abierta en la popular zona de San Antonio y bautizada como tienda Milenio. La tienda resalta por sus escaparates y por vestir a los maniquíes con la última moda de polleras, mantas y sombreros.

La idea de poner la boutique surgió por la incomodidad que hay en las casetas, que son pequeñas y donde no se puede mostrar la mercadería. Siempre tiene clientas en busca de una pollera para ir a un matrimonio, bautizo o fiesta.

Las novedades para el Año Nuevo son los colores tornasol, con brillos, que se costuran en La Paz. También hay demanda por los ajuares de novia, hechos por bordados Mamani Mamani. Estas prendas se destacan por los bordados que tienen, llenos de simbolismo como los de una madre cargando un bebé en aguayo, en augurio a que la novia será una buena madre.

LOS ZAPATOS TAMBIÉN TIENEN INNOVACIONES

Los zapatos, que acompañan a la pollera también sufren innovaciones frecuentes. En esta época, donde la temperatura sube, se imponen las zapatillas planas y sin taloneras. Son muy demandadas por su comodidad y están hechas en variedad de materiales, siendo el más usado el cuero.

Otros zapatos muy requeridos son aquellos de planta plana con decorados transparentes.

Los más solicitados para las fiestas son los de charol o brillo, considerados los más glamurosos. Cada par llega a cotizarse en unos 120 bolivianos. Sin embargo, también se los da al flete en 25 y 50 bolivianos el día.

Prefieren el flete a la compra

Hay que pagar entre 850 y 1.200 bolivianos para tener una pollera nueva. El elevado precio ha hecho que las consumidoras prefieran el flete a la compra. El alquiler de un conjunto se cotiza entre 200 y 220 bolivianos por día. Y es que las vendedoras son exigentes en el monto por el riesgo que corren las polleras, que son usadas en celebraciones.

Por lo general, las ensucian y en ocasiones las estropean dejándolas descosidas o rotas. El capital que se pide por el flete, suele ser reinvertido en la reparación.

La creación de cada pollera comienza en la mente de las comerciantes mayoristas. Ellas, son las que al percatarse del gusto de la gente hacen un boceto de la nueva prenda y sugieren las telas. El costurero hace una réplica pequeña del dibujo y después de que pasa la prueba ante los ojos de la vendedora, comienza a ser confeccionada a gran escala.

Los Tiempos

Cholitas Bolivianas: Mujeres aymaras reivindican su identidad con la pollera

Mujeres de pollera en la Magistratura boliviana.
Investigadores explican que llevar esta prenda hoy es “una ventaja”.

HISTORIAS Una abogada y una presentadora de televisión cuentan por qué, alguna vez, cambiaron su pollera por vestido. Una socióloga británica se viste de chola paceña.

La pollera se reafirma como un símbolo de empoderamiento de la mujer aymara. Si en el pasado algunas se acomplejaban al llevarla puesta e incluso la dejaron por temor a sufrir discriminación, ahora la lucen con orgullo.

El pasado 16, Cristina Mamani logró una de las más altas votaciones en las elecciones judiciales. Tras los primeros resultados, se dijo que ella había usado pollera sólo para postularse al Consejo de la Magistratura, que en realidad usaba vestido.

A propósito, Mamani tiene una peculiar historia. Cuenta que siempre fue “de pollerita” y que dejó de usar la prenda y de hablar aymara para ingresar al colegio y luego a la universidad.

Desde 2003 retornó a su vestimenta original. Dice que ello fue gracias al trabajo de formación de mujeres líderes indígenas que desempeñó por casi siete años.

“El trabajo de capacitación de mujeres indígenas me fortaleció bastante e hizo que yo me identificara (...). Ahí me puse las polleras”, recuerda Mamani, oriunda de la provincia Ingavi.

La abogada muestra orgullosa una credencial de 2004, cuando viajó a la sede de la Organización de Naciones Unidas, en Estados Unidos, para participar de la Asamblea Permanente de los Derechos de los Pueblos Indígenas del Mundo. En la foto del documento aparece con sus trenzas y su sombrero de chola paceña.

Jhanet Mollinedo, copresentadora del programa televisivo “Los Principales”, también tuvo una relación especial con la pollera. Ella cuenta que, aunque siempre fue su vestimenta tradicional, la dejó de usar en el colegio, para vestir el uniforme del establecimiento educativo.

“Cuando estuve en colegio, obviamente, usé guardapolvo”, recuerda Mollinedo. Sin embargo, una vez que terminó ese ciclo de formación, retomó su indumentaria tradicional, cuenta.

En el libro Identidad de la chola paceña, el investigador y sociólogo David Mendoza explica que “hay un retorno a la identidad original por las actuales circunstancias. Hay una revitalización de los grupos étnicos, indígenas y una forma de reconocer a las personas originarias. En ese sentido, la chola paceña está en ese proceso. Venció su miedo a llevar pollera y sombrero, y la autoestima baja que tenía. Hoy, vestir de pollera es una ventaja”.

Además, dijo que “hay un proceso de recuperación de la identidad de la chola paceña desde el ejemplo de Remedios Loza, “que fue la primera diputada de pollera en la década de los años 90”.

En criterio de la socióloga Alisón Spedding, docente de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) , “el uso de la pollera depende del sitio donde se desempeña (la mujer). Depende si la usa todo el tiempo o para ocasiones como matrimonios o si se la pone para ir al Gran Poder. En este caso es un disfraz”. (LE)

Una mujer aymara con gran responsabilidad

Magistratura El Consejo de la Magistratura tiene como función la administración de los recursos financieros y ejercer el control disciplinario en el Órgano Judicial. Cristina Mamani será la primera mujer de pollera en esta instancia.

Tareas Una de las principales atribuciones del Consejo es promover la revocatoria de mandato de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y del Tribunal Agroambiental, cuando, cometan faltas gravísimas determinadas por ley.

Página Siete

sábado, 22 de octubre de 2011

Historias de Cholitas Bolivianas: Una gran artista Dagmar Dumchen

Bella Cholita Boliviana.
Dagmar Dümchen, alemana de nacionalidad boliviana lleva 23 años haciendo música y aportando a nuestro país de manera notable. Un ejemplo de mujer cuyo anhelo es ser reconocida a través de su música, como boliviana.

Ha ganado muchos premios y reconocimientos con composiciones de música boliviana:

¿Cuál es tu principal motivación?

Desde que llegue a este continente a mis 6 años sentí que la música latinoamericana era mi música. Escuche por primera vez a los Incas, y si bien es música peruana, también es andina y me toco muy profundamente esa música.

De Bolivia conozco todos los departamentos, pero soy paceñisima pues siempre viví en La Paz. En Alemania tuve varios contactos con latinoamericanos y resulta que cuando uno esta afuera de su país la nostalgia es tan fuerte que une a todos los latinoamericanos volviéndolos una familia, fue ahí donde aprendí del contexto latinoamericano.

¿En tu repertorio abunda la música latinoamericana?

Hay mucho de la música latinoamericana.

Cuando me fui de Bolivia a mis 15 años empecé como autodidacta a escuchar los discos vinilos de mis padres y ahí conocí los materiales de los subversivos Víctor Jara, Violeta Parra, Inti Illimani, gente de revolución. En el 86, cuando volví, me concentre más en el folklore, buscando mi propia identidad.

¿Un folklorista nace o se hace?

Tengo una teoría, yo he debido re-nacer, en una vida anterior he debido ser del continente, al menos del continente si no fue de Bolivia. Fue como un acto de “reconocer” para mi.

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de hacer música en Bolivia?

La ventaja es poder realizarse como folklorista, la desventaja es 100% que no puedes vivir sólo de la música, tienes que tener mucho amor al arte para practicar esto, si tienes otra profesión y puedes juntar las dos cosas, es lo optimo. Soy fi sioterapeuta, en el día trabajo con pacientes y en la noche tengo mi auto terapia con la música.

¿Cuáles son tus proyectos más ambiciosos?

Estoy en mi 2do proyecto de grabación de un disco que lo he llamado “Memorias y Amigos de Peña” por que las época de peña que yo he vivido del 86 hasta el 96 ya no existen.

La única peña que queda en esa estructura es la Markatambo, las demás peñas se han vuelto bailantas donde se farrea y se baila y donde la música es bulla. Para mi una peña es donde la gente se sienta a escucharme, se alegra, comparte conmigo y escucha mis letras.

Se ha vuelto demasiado comercial, consumismo total. Con letras fáciles de acordarse y repetir. Las letras de esa época son más profundas. Inclusive los mismos dueños de esos lugares tienen más interés en la venta de trago a que se venda música.

Compártenos un sueño o un anhelo que quisiera alcanzarlo a través de la música Creo haber logrado lo que quería, mi más grande anhelo siempre ha sido que la gente me reconozca como boliviana haciendo música. La gente decía, la Alemana que hace música boliviana, pero ahora ya dicen que es más boliviana que nosotros, ese siempre ha sido mi anhelo, demostrar que soy boliviana. Que el forro es importado pero lo demás es de acá.

Una alemana no tocaría como yo toco, entonces tiene que haber mucho más detrás de eso para poder interpretar. Por eso dicen que soy más boliviana que la tunta.

¿Cuánto ama Bolivia?

Yo amo tanto a Bolivia que considero mi misión enseñar a los bolivianos a amar más a su tierra, así tanto amo yo.

Creo que la mayoría de los bolivianos no aprecian a su país y yo estoy aquí para enseñarles.

¿Cuánto amas la morenada?

El sentimiento que tengo con la música, con la morenada especialmente es algo que no se puede describir. Te vistes, vas y cuando suena el platillo de la banda ahí el corazón da un vuelco y… no se puede parar.

Para mi es fascinante vestirme de chola, yo andaría vestida de chola todos los días pero no puedo caminar por la calle sin que me hablen, me digan algo o me miren, es imposible por mi tamaño. Las mismas cholitas dicen: “mira tan grande, Jacha Chola”.
Me encanta la vestimenta de chola y me identifi co con ella. Ya les he dicho a mis hijas que cuando me muera tienen que decir que su mamá ha sido chola.

Cuéntenos alguna anécdota que haya vivido en las entradas folklóricas que ha participado Es muy interesante la entrada del Gran Poder, hay 3 etapas de público por la que atraviesas. Los de arriba son los que te miran sin expresar nada, los del medio te están invitando cervecita aplaudiendo y los de abajo son los de mayor entusiasmo.

El público no es el mismo. La Paz inspira ¿Qué se necesita para cantarle a La Paz?

Vivirla, primero hay que vivirla y creo que si la he vivido de día y de noche, ha sido en las andanzas en las peñas. Existía un movimiento cultural impresionante con los músicos con quienes nos encontrábamos en las peñas y compartíamos bastante.

Aún el folklore en algunos estratos esta mal visto y mal catalogado.
¿Qué le dice a esa gente?

Estamos a un paso de que se pierda todo eso, antes era mal visto ser chola, hablar aymara, bailar estas danzas. Ahora las danzas han llegado al centro de la ciudad las cholas se visten con orgullo, se enseña aymara en los colegios, estamos progresando. Y la gente que solo quiere bailar caporal por que esa es la danza de los fi nos que se saquen la careta. Yo creo que si somos bolivianos tenemos que serlo completamente.

Mis padres me han enseñado que todos somos personas, no hay diferencias y estamos llegando poco a poco a que se pierdan esas diferencias, es un proceso.

Juega un rol importante en ti la fi gura de la chola. ¿Cuándo te diste cuenta cuán importante es para ti la fi gura de la chola? Nuestra cocinera, Catalina, ha sido una señora dignísima que ha criado sola a sus hijos naturales, no se supo quien era el padre, pero ella ha trabajado toda su vida, muy honrada y ejemplo de mujer, nada que dejar de desear como persona, yo la quise mucho y fue como mi segunda mamá.

Ella ha sido un personaje que me ha formado. Yo le he dicho a ella por primera vez que me quería poner una pollera, me regaló una manta. Si me viera hoy día yo se que estaría orgullosa. No daba lugar a una crítica, no era una persona como dicen: cochina, sucia, ladrona. No se puede generalizar, obviamente te vas a encontrar con eso en todas las capas sociales, no necesitas ser una chola para ser así. Generalmente son hasta más ejemplo las cholas.

¿Cuál sería el legado suyo en honor a las cholas?

La música y la danza son la mejor diplomacia que existe, la mejor forma de hacer política en realidad por que lo haces de una manera muy sutil y creo que mi actitud es todo. Hay señoras en la calle que me dicen: “usted se viste de chola, que lindo, gracias por vestirse de chola”, eso para mi ya es todo lo que quería. Que lo vean así, que lo reconozcan, eso es lindo.

¿Qué debemos hacer para mantener siempre vigente nuestra cultura, nuestro folklore?

Estamos en momentos críticos hasta nos están empezando a robar, hay que pelear por nuestro patrimonio y llevarlo con mucho orgullo. Dagmar tuvo la amabilidad de comentarnos que se están conversando algunos proyectos con el maestro Mamani Mamani, pero con el ánimo de no entorpecer los mismos, prefi rió dejar a que se difundan a través del maestro, con una frase muy coloquial “vamos a ver que se pinta”.

FM Bolivia/Abril 20, 2010

La Cholita Paceña se caracteriza por innovar su propia vestimenta

Orígenes de la Cholita Paceña.
La chola paceña se caracteriza por innovar su propia vestimentaA pesar de los amplios márgenes de ganancia que representa, la industria de la confección de ropa para las mujeres de pollera no ha sido explorada por los diseñadores. Sigue bajo el dominio de las propias señoras de pollera que aprenden el oficio en institutos populares, pero no tienen más posibilidades que desarrollar microempresas familiares para atender a la gran demanda.

Para confeccionar una pollera de una comerciante que luce la vestimenta, se necesita entre tres o cuatro metros de tela, siempre y cuando el ancho de ésta sea de un metro y medio. Si el ancho de la tela es menor -por ejemplo, 1,20 metros- se necesitarán al menos seis metros. Las telas no son baratas y la costura de la pollera es complicada. Una prenda terminada puede costar 900 bolivianos, mucho más que un traje de dos piezas importado de Chile.

A esto hay que añadir la manta, otra obra de arte, pues en los últimos años se estila adornarla con tejidos de macramé hechos a mano, también elaborados por señoras microempresarias que aprenden el arte. Ellas cobran entre 50 y 60 bolivianos por tejer el borde de cada manta al pedazo de tela del que está hecho el tapado. Junto a ese aditamento, la manta cuesta 500 bolivianos.

“Hay trajes de todo precio y calidad”, dice doña Mirna Ayala, de la pollerería Mary. Ella es una de las pocas que accede a hablar sobre lo que hace y vende. Muestra cada una de las telas para evidenciar la infinita variedad de combinaciones posibles.

“Cada dos meses llega un contenedor de Corea con las nuevas telas y las señoras saben qué telas llegaron la anterior vez, así que siempre hay que mostrarles variedad. Mientras más nuevo es el diseño y más cara la tela, más cuesta el conjunto”, explica.

Orgullosa, toma un conjunto de una pollera morada, en la que unas pinceladas anaranjadas y amarillas turban la vista con su esplendor. El conjunto se complementa con una manta anaranjada, en la que el borde de macramé ha logrado combinar de manera perfecta toda la gama de los colores de la pollera. El atuendo es fascinante. ¿Cuánto cuesta? “Completo, 900 bolivianos”, responde la comerciante.

El gran motor

Las otras vendedoras son mucho más ariscas y responden apenas con monosílabos a las consultas periodísticas. La dueña de la pollerería Imperio se incorpora y muestra un conjunto. “La manta es de una tela que se llama velo de ángel. Toque, es bien suavita. Y mire, la pollera ha sido forrada con el mismo encaje”, revela. Se trata de un atuendo de color azul marino, de una textura realmente delicada y, por lo tanto, previsiblemente, muy cara. El trabajo manual que implicó su elaboración provoca elucubraciones respecto al precio que, cuando es consultado a la comerciante, resuena en la cabeza. “Esto cuesta en total 2.400 bolivianos”. Tres sueldos mínimos nacionales. Aunque pudiera parecer exorbitante, la comerciante afirma, con toda seguridad, que hay conjuntos que cuestan el doble.

El gran motor de la industria es la enorme cantidad de entradas folklóricas que se realizan en la ciudad de La Paz, prácticamente cada fin de semana. Ni hablar de la entrada del Gran Poder o de la 16 de Julio de El Alto.

Noticias.com.bo

viernes, 21 de octubre de 2011

Las mantas de vicuña para Cholitas valen hasta Bs 8.000 y compiten con telas tornasol

Linda Cholita buscando la Manta más elegante.
Mauricio Terrazas, diseñador de modas del Gran Poder, informó que el “pullu”, o tejido de vicuña, tiene raíces ancestrales y antiguamente era usado por la nobleza tanto aymara como inca. “Este tejido puede tener diversos diseños y resaltan en él las figuras de aves y flores, motivos tiwanakotas y la cruz andina”, dijo el artesano.

Para tejer el “pullu” se utiliza la lana de vicuña peruana, chilena o boliviana. “Los tres tipos son excelentes, sólo que varían de tono. La peruana es un café intenso, las otras dos tienen un color más claro, como el de un cartón, pero no dejan de ser muy finas”, sostuvo .

El proceso para obtener una manta de vicuña es minucioso y los artesanos expertos demoran al menos un mes en terminarla. “Primero se selecciona la lana para encontrar un tono uniforme, se saca paja y suciedad. Luego se hace el hilado a mano, posteriormente se pone en el telar. El promedio de su tamaño es de 1,70 de largo y 70 cm de ancho, depende de la persona”, indicó Terrazas.

Según el diseñador, estas mantas volvieron "porque los bailarines quieren rescatar todo lo que nuestras abuelas han llevado antes, son para ocasiones muy especiales, no es una manta para uso diario, sólo la utilizan para las fechas festivas”.

El precio de las mantas, el cual se paga “sin problemas”, varía entre los 5.000 y 8.000 bolivianos. La fecha especial para utilizarlas será en la diana. En la víspera, es decir el día de la entrada del Gran Poder, se lucirán las mantas de telas chinas, con diseños brillantes y tornasol, que son guardadas en secreto por las fraternidades.

Los diseños más codiciados

Mantas
Los colores de moda son el lila, el verde, el plata y los tonos de celeste.
Los nuevos modelos tendrán bordados hechos a mano que reemplazan a las máquinas.
Los motivos floreados son los requeridos.

Joyas
Los diseños tienen variedad de flores como rosas y kantutas, entre otras.
La mayoría está bañada en oro de 20 kilates.
La plata manda en las joyas sin moldes.
Tienen varias piedras preciosas como la bolivianita.

Zapatos
Hay zapatos multicolores que son utilizados por las cholitas jóvenes.
Las señoras prefieren zapatos cerrados y de colores enteros.
Los artesanos ahora usan cuero brasileño.

Las joyas de plata y los zapatos de colores están ‘in’

Para completar las nuevas tendencias en la moda de la fiesta del Gran Poder, este año no pueden faltar los zapatos de cholita de colores y las joyas de plata.

Martha Mita, de la tienda Ajalita-Cholita, que vende sus modelos exclusivos en la Max Paredes, informó que la tendencia es utilizar zapatos de varios colores. “Las cholitas jóvenes quieren más color en su vestimenta. Estos modelos exclusivos, a medida, cuestan entre 100 y 150 bolivianos”, sostuvo Mita.

En la joyería Dorado Illimani indicaron que la tendencia la marcan las joyas con diseños de flores —como las rosas, margaritas, azucenas—, todas hechas a mano. Se utiliza oro, oro blanco, pero la plata marca la moda. Los joyeros revelaron que los pasantes de una prestigiosa morenada usarán un juego de 25.000 dólares.

La Razón

martes, 18 de octubre de 2011

Sombreros para elegantes Cholitas Bolivianas

Auténticos sombreros para Cholitas.
Cholita Maniqui.
Modelaje de Cholitas.
Cholitas posando ante las fotografías.
La mujer "cholita" de Bolivia asume cada vez nuevos roles en la política, economía, periodismo, derecho y deporte, sin perder su identidad indígena, ni renunciar a su peculiar forma de vestir con su típico bombín, mantillas y polleras.

ADN

Contactos: cholitasfashion@gmail.com

jueves, 13 de octubre de 2011

Cholitas alteñas se abren un espacio en el mundo de la moda

Una agencia de modelaje se abre camino a la pasarela nacional como internacional para resaltar la exuberante belleza de la mujer de pollera oriunda de la ciudad de El Alto.

Tania Loayza

Buscando consolidar la imagen de la hermosa mujer de pollera en la ciudad de El Alto se creó la primera agencia de modelaje para cholitas llamada Cholitasfashion.com.

“La idea nació hace un año cuando con un grupo de colegas, junto a mi persona, tuvimos la iniciativa de hacer una página donde se pueda enaltecer la vestimenta típica, los adornos, las joyas y toda la belleza de la mujer de pollera. Ahí fue donde nació Cholitasfashion.com, para que con el tiempo esta firma se convierta en una agencia de modelos”, señaló Alberto Medrano, representante de la innovadora empresa de modelaje alteña.

Y es así como surgió la primera agencia de modelaje de cholitas en El Alto.

“Actualmente tenemos de 10 a 15 cholitas en nuestra agencia, y ellas están siendo constantemente capacitadas en este rubro”, precisó.

La agencia brinda a sus modelos cursos de capacitación en cuanto a etiqueta, protocolo, modelaje, cultura general. La idea de Medrano es ofrecer a sus clientes cholitas preparadas, no modelos improvisadas.

“Queremos que las cholitas estén preparadas para ir a modelar, para ofertar productos, para salir en televisión, que estén lo suficientemente capacitadas para modelar en sesiones de fotos para banners, que sean anfitrionas en los festivales y demás actividades”, aseguró.

Según Medrano, la capacitación de las modelos es fundamental para que se destaquen en el competitivo mundo fashion del modelaje.

“Hemos visto que en agencias de modelaje, de La Paz por ejemplo, hay muchas deficiencias en cuanto a la formación de sus modelos: las chicas no saben desfilar, no saben comportarse ante cámaras, no tienen idea de lo que es posar para fotos. Lo que queremos es que nuestras cholitas, con su formación, se ganen protagonismo real, que la mujer aymara no esté alejada del mundo de la farándula”, explicó.

La idea es que la firma se constituya en una especie de plataforma virtual para promocionar en el ámbito nacional e internacional a sus modelos, “una especie de Promociones Gloria” alteña.

“Por ejemplo, en la página web hemos publicado una sesión de fotos de cholitas modelando mantas de vicuña y finas polleras, e inmediatamente se pusieron en contacto con nosotros algunas empresas que están interesadas en que nuestras modelos promocionen sus productos o sean anfitrionas de sus eventos”, dijo Medrano.

No es necesario que las cholitas tengan conocimientos previos de modelaje o que tengan espectaculares siluetas, Cholitasfashion.com está abierta para todas las muchachas de pollera que quieran incursionar en el modelaje.

“Hasta el momento hemos sido muy flexibles en el reclutamiento de nuestras modelos, recibimos a cualquier cholita que tenga hasta los 30 años. Nuestro proyecto es abierto, no estamos cerrando las puertas a nadie, sólo pedimos muy buena voluntad y sobre todo ganas de participar en el proyecto”.

En una sociedad que adolece de falta de fuentes de empleo, el modelaje de cholitas todavía es una actividad que no se encuentra saturada y tiene mucho espacio para desenvolverse, por ser novedoso, por eso es que Cholitasfashion.com se convierte en una interesante alternativa de trabajo para las jóvenes alteñas con ganas de triunfar.

“Nuestra página web y los frecuentes eventos públicos en los que participamos se constituyen en la ventana para que las cholitas puedan ser contratadas por empresas públicas y privadas en diferentes eventos relacionados con el mundo de la moda y farándula”, dijo.

Entre sus principales incursiones mencionó que las modelos de Cholitasfashion.com trabajaron este año como anfitrionas de eventos públicos de entidades bancarias.

“Por ejemplo, en junio hemos sido parte de un evento del Banco Unión en plena Ceja de El Alto y nuestras cholitas fueron las más aplaudidas del acto público”, contó.

Asimismo, los coordinadores de la agencia de modelaje trabajan con varias firmas de ropa para mujeres de pollera.

“Por ejemplo, hace un mes hemos tenido una sesión de fotos con una empresa de confección de mantas de vicuña, hemos aprovechado los espacios verdes de un barrio de El Alto y realmente hemos logrado imágenes para exportación. La campaña fue exitosa”, remarcó.

Las cholitas que estén interesadas en ser parte de la agencia pueden ingresar a la página web www.cholitasfashion.com, o mandar una solicitud al correo electrónico cholitasfashion@gmail.com, y la incorporación será inmediata.


LA CIFRA

15 cholitas forman parte actualmente del staff de la agencia de modelaje alteña llamada cholitafashion.com


EL DATO

Cholitasfashion.com se creó hace un año en la ciudad de El Alto bajo la iniciativa de su gerente general, Alberto Medrano, y un grupo de coordinadores.

Actualmente la empresa, pionera en su rubro, cuenta con 15 cholitas que participan en eventos de modelaje y como azafatas en las actividades sociales.

No existen requisitos para ser parte de Cholitasfashion.com, lo único que se exige es ganas de aprender y trabajar en el mundo del modelaje.

La agencia alteña les ofrece a sus modelos capacitación permanente en etiqueta, protocolo, relaciones públicas, oratoria y liderazgo, modelaje, maquillaje, moda y cultura general.

Entre los proyectos para 2012, las cholitas participarán en la elección de la Cholita Alteña, la Cholita Paceña y el evento de selección de la Cholita Carnavalera.

Las jóvenes interesadas en ser parte de la firma pueden ingresar a la página www.cholitasfashion.com, o mandar un mail al correo cholitasfashion@gmail.com.


LA CIFRA

1 año de vida

Tiene la agencia nacional de modelaje de cholitas que funciona en la ciudad de El Alto; la cual se constituye en pionera en su actividad.


La web es la vitrina de las cholitas

El portal web www.cholitasfashion.com es la vitrina principal para que las modelos alteñas sean conocidas y contratadas por las firmas interesadas.

“Nuestra página web se constituye en la ventana para que las cholitas puedan ser contratadas en eventos del mundo de la moda y la farándula”, señaló el gerente general de la agencia de modelaje alteña, Alberto Medrano.

El portal interactivo pone a disposición de sus usuarios un sinfín de fotografías de las 15 modelos de la agencia luciendo diferentes colecciones de mantas de vicuña, joyería, zapatos, accesorios y modernas polleras.

Asimismo, ofrece a los usuarios los datos de las cholitas que forman parte de la agencia de modelaje alteña.

La web también ofrece los servicios de cholitas para la cobertura de eventos públicos como ferias, festividades barriales, eventos de las fraternidades de baile, etc.

Por otro lado, con el fin de internacionalizar la imagen de la cholita alteña, este portal ofrece imágenes exclusivas de la revista Yapa, una publicación que se especializa en mostrar el lujo y la ostentosidad de la mujer de pollera, así como reflejar los cambios estacionales y festivos en el vestir de la chola.


Se formarán a las siguientes misses alteñas y paceñas

EL ALTO

Cambio

Entre los proyectos que tiene Cholitasfashion.com para la siguiente gestión se encuentra la idea de formar a las siguientes soberanas de los certámenes de belleza de La Paz y El Alto.

“Para el año 2012 vamos a lanzar a nuestras cholitas en la elección de la Cholita Alteña, la Cholita Paceña y el evento de selección de la Cholita Carnavalera; nuestro objetivo es comenzar a consolidar galardones para nuestra firma”, señaló el representante de Cholitasfashion.com, Alberto Medrano.

Para este fin, se pretende iniciar una serie de cursos de capacitación de relaciones públicas, etiqueta y protocolo, cultura general, oratoria y liderazgo, maquillaje y moda a todas las cholitas que quieran participar en estos importantes eventos de belleza.

“Haremos cursos intensivos con todas nuestras candidatas porque lo que queremos es que estén capacitadas para ganar las coronas”.

Por otro lado, entre los proyectos para los siguientes meses está el consolidar la firma de modelos en el ámbito nacional e internacional.

“Tenemos varios proyectos como agencia de modelos y azafatas; ya tenemos contactos de empresas que nos ayudarán a internacionalizar la imagen de la mujer de pollera mostrando al mundo la belleza de sus mantas, los finos detalles de sus blusas, la textura de sus chompas, la elegancia y modernidad de sus polleras, la confortabilidad de sus zapatos, la calidad de sus sombreros Borsalino, el lujo de sus topos, collares y aretes”.

Asimismo, aprovechando el 20 de octubre, la agencia tiene planificado un desfile de moda.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Proveedores de Fibra de Alpaca



Estas fotos fueron tomadas en el fundo QERO VILUYO, del señor Guillermo Tijera.

El señor Tijer es considerado uno de los productores mas destacados del Perú, en la crianza de camelidos.

Alpacart

Prendas de Alpaca

Echarpe de Alpaca con un peso de 300 grs aprox. medidas de 200cts x 60 cts.
Detalle de Echarpe Vainilla y flecos.
Bufanda de Alpaca peso de 150 Grs aprox. Medidas de 190 cts x 30.
Boina de Alpaca.
Guantes de Alpaca Peso de 70 grs.
Excelentes prendas de Alpaca, la variedad está en nuestros productos echarpe, bufandas, boinas y guantes.

Contactos para pedidos: cholitasfashion@gmail.com

jueves, 6 de octubre de 2011

Moda 2011: Cholitas con Mantas de seda

Bella Cholita Claudia Lizeth Apaza Prado.

Cholita con Manta de seda.
Nuevas tendencias de las Cholitas con Mantas de seda, en la imagen la joven Claudia Lizeth Apaza Prado enaltece a la mujer de pollera con una bonita Manta transparente con vivos rojos.

Fotos y diseño: Víctor Cuentas.

Contactos: cholitasfashion@gmail.com

Ampliar imágenes en Picasa

martes, 4 de octubre de 2011

Bella y carismática: Cholita Lidia Chávez




Su simpatía y carisma la consolidaron como una de las Cholitas más destacadas en estos últimos diez años, su paso por la televisión genero una apertura fenomenal a todas las mujeres de pollera.

Lidia Chávez fue conductora del programa folklórico “Los Principales” junto a Fernando Espinoza del Sistema RTP de La Paz.

Contactos: cholitasfashion@gmail.com, imágenes capturadas de la Revista Yapa.

Ampliar fotos en picasa