lunes, 9 de abril de 2012

Cholitas Paceñas son Barbies Andinas en miniatura

Desde hace un mes, el artesano Hugo Ramos trabaja en la nueva indumentaria que lucirán sus “Barbies andinas” en la Feria de la Alasita, que comenzará el 24 de enero. Ellas llevarán una variedad de trajes folklóricos elaborados con máxima precisión.

Con sus 27 obreros, entre adolescentes y jóvenes, a quienes apura uno a uno, espera vestir a unas mil muñecas para la feria. Hay trajes de cholas paceñas antiguas y modernas, también de china supay, de waca waca, de llamerada, tobas y otros.

Para acompañar a las que denomina sus “Barbies andinas”, también elabora trajes de achachis morenos, chutas, tobas, auqui auquis, pepinos y otras prendas que llevarán sus muñecos.

“Todo este trabajo lo realizo con apoyo de estos jóvenes que aprovechan su vacación para trabajar y se divierten confeccionando ropa para estas muñecas”, contó el artesano.

El trabajo de Ramos es minucioso, pues debe atender cada detalle de las muñecas. Éstos van desde el colocado del cabello negro y el trenzado de los mismos, hasta la confección de las joyas, las mantas, las blusas y polleras, las enaguas con encaje y las mantas. Los sombreros llevan joyas, en algunos casos.

La costura de la indumentarias está a cargo de Ramos, en tanto que sus colaboradores se ocupan de los demás detalles. Éstos estudian en dos colegios de la zona Bautista Saavedra, de la ciudad de El Alto, donde se encuentra el taller del artesano.

Las muñecas que adquiere para vestir llevan, por lo general, el cabello rubio pero para adecuarlas a la realidad boliviana, Ramos se los quita y les coloca otro de color negro. Para estos casos utiliza hilos de seda.

Además de vestir a sus muñecas, en el futuro quiere elaborar aves en miniatura, cuyo plumaje sea de hilo de seda, según una técnica propia que transmite a sus trabajadores. Al momento ya realizó cóndores artesanales.

Ramos trabaja como artesano de miniaturas desde hace 11 años. Dice que no siempre le fue bien; de hecho, en los primeros cinco años “no tenía apoyo moral de las autoridades municipales, del Gobierno e incluso de la familia”, recuerda.

Bailar morenada en la entrada del Gran Poder y kullawada en otras festividades son fuente de su inspiración. “Parecidos a nuestros trajes deben ser los que confeccionamos, incluso con las nuevas innovaciones y colores”.

Hace 11 años, tras dejar el cuartel, trabajó en un taller de costura, donde confeccionaba chamarras, mochilas y lo que su jefe le pedía. A partir de esta experiencia decidió hacer trajes en miniatura por cuenta propia. Ahora está orgulloso de su trabajo.

Precio de las muñecas y la producción

Precios El costo de las “Barbies andinas” y el de los achachis morenos en miniatura oscila entre Bs 50 y 130. En el caso de los pepinos, los hay desde Bs 10, de acuerdo al tamaño y material de los mismos. Algunos muñecos son de plástico y otros de tela.

Producción En 2011, Hugo Ramos confeccionó 500 trajes folklóricos en miniatura, 200 de cholitas modernas y antiguas, 100 de achachis y el resto estaba dividido entre chutas, tobas, waca wacas y otras vestimentas para danzas folklóricas del país.

Trajes con plumas de hilo de seda

En 2011, Hugo Ramos participó del concurso Premio Empresarial de La Paz, que tenía dos categorías de premiación. Uno a la innovación empresarial y otro a la responsabilidad con el medio ambiente. El artesano obtuvo el segundo lugar en la primera categoría.

“Me reconocieron por la innovación y también por las hilo de seda que usé como plumas para los sombreros de los achachis morenos”, dijo Ramos, a tiempo de mostrar la medalla de reconocimiento que le dieron por su emprendimiento ecológico.

Sin embargo, estas plumas de hilo de seda no son utilizadas únicamente en los trajes de morenos en miniatura, sino también en las máscaras de tobas y en los sombreros de las chinas morenas.
Espera que en el futuro las fraternidades de morenada usen estas plumas.

Página Siete

No hay comentarios:

Publicar un comentario