lunes, 7 de mayo de 2012

Entrevista a Agar Delos: Un símbolo de la Cholita Paceña

Hablar de este singular personaje paceño, implica encontrarse con maneras y modas que sobreviven por más de 500 años. La mestiza de los siglos XVI y XVII tenía vestimenta que la distinguía de otros estamentos sociales, llevaba ropa de seda y terciopelo, blusa, pollera, manta, botas y sombrero, que le valió el nombre de “chula” (hembra del chulo, torero Español,) en señal de admiración de esa época.

En 1937 nace en la calle Pisagua de la populosa zona Norte, Agar Antequera Maldonado, más conocida con el nombre artístico de Agar Delos, una mujer entregada al Teatro Boliviano personificando a la “Chola Paceña”.

Sus primeros recuerdos se remontan a los 9 años, su maestra de la escuela Natalia Palacios, de nombre Agar, como ella, le entregó un “papelito” para representar a una viejecita en una obra de la escuela, aspecto que iba a marcar su vida en el teatro.

Su inicio, fue casual, ya que siendo estudiante del Liceo Venezuela, acompañó a su hermana, Elsa Antequera, a una prueba en radio Sucre, de propiedad de Víctor Ruiz, allí se grababa un Radio Teatro y ante la falta de una actriz Carlos Cervantes, ícono del Teatro Nacional, la invitó a dejar los cuadernos por el libreto.

Debuta en el Teatro Nacional en 1953 con la obra de Raúl Salmón, “Los Hijos del Alcohol”, “Viva Belzu” y “Plato Paceño”, que le abrieron las puertas del Teatro Popular y fue precisamente Raúl, quien le puso el nombre artístico de Agar Delos, en homenaje a la dramaturga Argentina, María Delos.

En 1962 incursiona en el cine y es invitada por el Instituto Cinematográfico Boliviano para realizar el filme “El Rata de América” con el famoso actor francés, Charles Aznavour. En 1983 Antonio Eguino la invita a participar en “Amargo Mar”, en 1990 “Amigo Mío”, en 1993 “Siempre Viva” de Eliana de la Quintana. El 2002 “Para Recibir el Canto de los Pájaros” de Jorge Sanjinés y una de sus últimas películas es “Escribe Postales a Copacabana”

“¿Retirarme de la actuación? No… a veces lo deseo, pero mientras haya una persona aplaudiendo en el escenario, tengo que seguir”, asevera.

Este símbolo de la Chola Paceña, sigue en actividad, está casada con Gonzalo Murillo, tiene 6 hijos, Vania, Mushine, Maisa, Gonzalo, Agustín, Claudia y Oriana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario