miércoles, 23 de mayo de 2012

Gran Poder 2012: Cholitas lucirán Arañas e insectos de oro y plata en la Fiesta Mayor de los Andes

En la actualidad, sólo los prestes de cada fraternidad deben usar prendas elaboradas con oro de alta calidad.

Mariana Butrón, una destacada joyera con más de 20 años de experiencia, mostró sus diseños exclusivos en joyas para la próxima Entrada del Gran Poder, en las que destacan los topos con tarántulas incrustadas y gemas de bolivianita, hormigas y mariposas.

En la joyería “La Estrella”, ubicada en la calle Tarapacá, cerca de la avenida Buenos Aires, se exponen diversos diseños de topos, ramilletes (joyas que sirven de adorno para los sombreros), aretes, anillos y brazaletes. “Si en 2011 la tortuga y el pavo real estuvieron de moda, ahora los insectos marcarán la tendencia en la Entrada, porque están realizadas en filigrana, es decir con hilos de oro y plata”.

Según la artista, los precios de cada adorno varían de acuerdo con su diseño, tamaño y forma; así, un juego de alhajas mediano cuesta entre 3.500 y 5.000 bolivianos; sin embargo, una joya con mucho detalle y de gran tamaño puede costar hasta unos 10.000 bolivianos.

Las tendencias. Mariana Butrón relató que hace algunos años, las mujeres que bailaban en la fiesta mayor usaban joyas elaboradas con oro puro, pero con el pasar de los años, la tendencia cambió. Ahora, las cholitas, sobre todo las más jóvenes, optan por los adornos de plata bañados en oro, mientras que las personas mayores preservan sus joyas de oro. “El precio del oro aumentó, ya que el gramo cuesta 350 bolivianos, antes su precio era de 150, y un gramo de plata cuesta 10 bolivianos. Es mucho más económico”, explicó.

Otra joyera del sector, Viviana Arteaga, señaló que los prestes de cada fraternidad están obligados a usar alhajas de oro puro, porque “es hacer ostentación de lujo y poderío económico para denotar jerarquía”.
Las perlas con las que se hacen las joyas son de origen chino.

40.000 dólares cuesta un juego de topo, aretes y ramillete de oro puro y gran tamaño, según la joyera Rosario Gutiérrez.

A fin de evitar atracos, las cholitas prefieren las joyas de plata bañadas en oro, sólo algunas damas optan por las alhajas de oro puro, es por eso que durante el recorrido están acompañadas por personal de seguridad privada.

La Prensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario