viernes, 31 de agosto de 2012

Cholita paceña y su descripción sociológica

La imaginación, estética, colores, brillo y elegancia marcan la tendencia del nuevo vestir de la chola paceña.

Se trata del concepto glamour cholo planteado por el sociólogo David Mendoza, quien explica que esta terminología hace referencia a la distinción que la actual chola paceña propone en la estética de su imagen.

“La chola paceña se distingue por brillar entre los demás”, asegura el experto al referirse a las joyas, cristales, lentejuelas y demás accesorios que brindan el característico esplendor a su atuendo.

Es así que surge la moda de la chola paceña fashion, una tendencia que se impone a través del lenguaje del color y el resplandor que la caracterizan.

Este estilo presenta a una mujer con manta, blusa, pollera y enaguas perfectamente combinadas que, a su vez, hacen juego con el sombrero Borsalino, calzados, joyas de piedras, perlas y metales preciosos.

Los colores vivos y brillosos son los que ahora están de moda y que se imponen con la llegada de diseños exclusivos que son lucidos por las comparsas de élite en las entradas folklóricas más importantes de la urbe paceña: la del Gran Poder y de la 16 de Julio.

Géneros, detalles y colores

Una manta con flecos largos que lleguen hasta el borde inferior de la pollera y enaguas de variados colores con encajes vistosos son algunos de los cambios más representativos que caracterizan a la moda contemporánea de las cholitas fashion.

El juego de ropa de una mujer de pollera que considere estar a la moda está compuesto por tres prendas de vestir principales: la manta, la pollera y la blusa, a las que se adhiere un juego de centros y accesorios irremplazables, como el sombrero, las joyas y los zapatos.

De acuerdo con la propietaria de Bordados Venesa, Rogelia Hilanque, en la actualidad existe gran variedad de diseños y colores puestos a disposición de los clientes.

Hilanque coincide con otras pollereras, como doña Pacesa Laime y doña Emilia Rojas, que los cambios trascendentales en la moda se dieron aproximadamente hace siete años.

Dichos cambios, según indicaron las diseñadoras, se enfocaron en dos aspectos: en la transformación del modelo clásico al contemporáneo y en el material utilizado para la confección.

En la manta, la nueva alternativa se manifiesta en la extensión de los flecos (cordones de seda que rodean el contorno de la manta) y el aumento del ancho del trenzado (franja de las hileras de seda que también están en el contorno de la prenda).

“Mientras más ancho sea el trenzado y más largas sean las flecaduras, más elegante se ve la manta”, señala.

“Antes, el trenzado era de apenas 5 centímetros, ahora es de 12. La flecadura era de sólo 30 centímetros, ahora es de 50 centímetros”, precisa.

Polleras, enaguas…

En el caso de las polleras, Emilia Rojas, otra diseñadora de esta prenda, explica que el cambio se dio en la cantidad de bastas y su ancho.

“Antes una pollera tenía por lo menos seis dobleces, de cinco centímetros cada uno, en cambio ahora sólo lleva tres dobleces de 12 centímetros cada una”, describe.

El material que se usa para su confección también sufrió un cambio radical, ya que en comparación con otros años, la pollera actual ya no se confecciona con forro ni en telar, sino que se utilizan cortes de tela sintética china, aseguran las diseñadoras.

Antes se usaba tela de bayeta para el forro, luego se usó popelina o bonyé de color blanco. Hoy se continúa con la tela bonyé, pero en distintos tonos, según el color de la prenda.

Un accesorio imprescindible que acompaña a la pollera es el juego de enaguas de cinco piezas, que se oferta en varios colores, de tal forma que sean combinadas con la manta y la pollera.

Otra de las novedades es el uso de tela china en la confección de mantas, centros y blusas. “Los chinos son los que nos traen telas de novedad”, indica Pacesa, quien recuerda que antes sólo se usaban las telas que producía la fábrica Forno.

La plata brillará este año

Prendedores o topos con diseños de animales son los que brillarán este año como ornamento de la chola fashion, esto por la tendencia que marcará la fiesta del Gran Poder.

Según orfebres paceños, la plata es el metal en que ahora se diseñan todo tipo de figuras de animales estilizadas con piedras de colores y perlas grandes.

“Ya no están de moda las joyas con diseños de flores, ahora los diseños de animales, como la mariposa hecha en filigrama (tejido especial), el pavo, la tortuga, la hormiga, el caimán, el quirquincho y la araña, se impusieron”, afirma Manuel Mújica, de la joyería La Merced.

Iván Vladimir Gómez, de la joyería Perla del Mar, añade que las nuevas tendencias también se verán en la joya que la mujer de pollera suele colocar en su sombrero.

“Antes, el ramo tenía cadenas en los lados, ahora está de moda sólo el ramillete”, dice.

Respecto a la pedrería que lucirán las piezas, ambos orfebres comentan, por separado, que las de color champán y las multicolores estarán a la vanguardia.

“Las piedras que llevan las joyas deben combinar con todo tipo de prendas”, recomienda la diseñadora Rogelia Hilanque.

El joyero Gómez explica que un juego de joyas está formado por cinco piezas: una rama o prendedor para la manta, un ramillete para el sombrero, un par de aretes, anillos y pulseras.

El lujoso Borsalino

En cuanto al otro accesorio fundamental, el sombrerero Edwin Miranda comenta que los cambios no son muy acentuados con relación a otros años. Señala que el modelo que está de moda es el sombrero de copa baja.

Aunque es un lujo para las mujeres lucir un sombrero Borsalino, el artesano Lucio Mamani coincide con su colega en que ya no llegan los modelos originales a nuestro país.

“Sólo nos llega su imitación desde Brasil o desde Italia”, indica.

Comparsas y presentadoras de televisión imponen la moda

El experto sociólogo David Mendoza asegura que la nueva moda de la chola paceña surge como consecuencia de las modas impuestas por las fraternidades de la morenada con mayor estatus en el medio folklórico y por las presentadoras de televisión.

“En el medio folklórico quienes imponen la moda de las mujeres que visten pollera son: Los Fanáticos, Los Catedráticos, Los Intocables u otras fraternidades de élite en el medio folklórico”, asegura el sociólogo.

Estos atuendos son posicionados en las fiestas patronales más importantes de la ciudad, como Gran Poder y el que se realiza en la zona 16 de Julio. Los diseños que en estos eventos se lucen son los que se imponen en la indumentaria que mujeres de pollera vestirán para ir a fiestas y acontecimientos sociales durante todo el año.

Mendoza añade que la tendencia de la moda de la chola paceña adquiere mayor fuerza gracias a las presentadoras de televisión que visten de pollera.

Lidia Chávez, de Bolivia TV; Jhanet Mollinedo, de RTP; y las presentadoras de noticieros en lengua aymara son claros ejemplos de esta nueva tendencia televisiva, asegura Mendoza.

Cambio

No hay comentarios:

Publicar un comentario