lunes, 20 de agosto de 2012

Orgullosa de ser Cholita Paceña

Para ser una chola hay que tener las polleras bien puestas Ropas con influencias de la colonia, mantas parecidas a las mantillas de la mujer ibérica, así la indumentaria de la chola paceña.

No hay mujer más elegante que la chola paceña, porque ni siquiera la más rica podría darse el lujo de llevar más de 10 mil dólares encima para una fiesta. Pero ella lo hace y cuando ingresa en el salón de fiestas, del brazo de su marido, pareciera que marca el paso y mueve las caderas al ritmo de las polleras. Y todo está perfecto, tanto que hasta el más cotizado diseñador quisiera saber cómo hacer para combinar desde el sombrero hasta los zapatos. Hasta la sonrisa la tiene forrada de oro, todo acorde a la moda. Una moda que puede no superar un día de vigencia, ya quequienes reciben las telas para confeccionar los trajes aseguran que diariamente llegan de tres a cuatro nuevos tipos para mantas y polleras.

HAY QUE TENER ESTILO

Pero para ser una chola paceña hay que tener estilo (y dinero), porque se necesita un juego de ropa para vestir a diario, y otro, muy diferente y lujoso, para una celebración. En ambos casos, los colores lo determinan todo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario