domingo, 12 de agosto de 2012

Vestirse de pollera y ser cholita cuesta billetón

De un tiempo a esta parte, la vestimenta tradicional de la chola paceña se ha convertido en una de las preferidas para las mujeres de vestido, los diferentes acontecimientos sociales y fiestas patronales son las ocasiones elegidas para lucir hermosas mantas, polleras, blusas, centros, calzados, joyas, tullmas (utensilio para sujetar las trenzas) y el tradicional sombrero borsalino.

Según un sondeo de opinión realizado a las vendedoras de estas prendas de vestir, Radio FIDES pudo constatar que además de las mujeres de pollera en nuestro medio, las mujeres de vestido han adoptado como símbolo de modernidad este atuendo tradicional del departamento de La Paz. En este sentido, las caseritas informaron que ahora, principalmente las mujeres de vestido son las que adquieren esta vestimenta exigiendo la renovación periódica en los modelos.

Los colores negro, verde, amarillo, además de los colores pasteles son los preferidos al momento de combinar este vestuario tradicional. Entre 3.000 y 5.000 bolivianos debe invertir la mujer que desee vestirse de pollera.

“Ahora el traje de cholita es adquirido por las señoras de vestido, ahora les gusta, antes no era así”, manifestó doña Cecilia Mayta, vendedora de centros (enaguas).

En este sentido, los centros que conforman parte de la vestimenta de la chola paceña oscilan entre 160 y 280 bolivianos un juego de cinco piezas, según el encaje y el modelo de los mismos. Una de nuestras entrevistadas manifestó que la confección de los centros se realiza en el país y es creatividad de obreros bolivianos, pero que sin embargo, las telas son especiales, ya que provienen de países orientales del mundo como por ejemplo Taiwán.

Por otro lado las caseritas y obviamente artesanas expresaron que debido a las exigencias de las “señoras y señoritas de vestido”, deben renovar sus modelos constantemente.

Los calzados que a la fecha han sufrido un cambio en cuanto a sofisticación tienen precios que van desde los 50 hasta los 200 bolivianos.

Asimismo, las tullmas presentan precios desde 7 hasta los 45 bolivianos, dependiendo también del modelo, y del espesor de los mismos, que en la actualidad implementaron en sus diseños la utilización de perlas.

Un vestuario que en su momento fue víctima de discriminación, hoy es el elegido al momento es un símbolo de buena posición económica, sobre todo en las principales fiestas de nuestro departamento.

Radio Fides

No hay comentarios:

Publicar un comentario