jueves, 21 de noviembre de 2013

Cholitas Lujosas

Que redoblen los tambores para que suene la cueca paceña, para que la ciudad marque las tendencias de una moda que ha sabido recuperar el color de los Andes. Los vistosos marrones de los sombreros —el color vicuña, dirán los expertos— se mezclaron con el arte de los sombreros de un artesano; los tejidos, bordados y diseños de Esmeralda y Norma para mantas y polleras que se han lucido en las entradas folklóricas del Gran Poder y de la Virgen del Carmen en la zona 16 de Julio de La Paz. Segundita: Que suenen las palmas tras la quimba, que las cholas paceñas muestren sus mantas, el abrigo incondicional de complejos tejidos, vistosos dibujos y laberínticos entramados. Qué sería de ellas sin el brillo de sus joyas que, igual, palidecen ante el color de su bella piel. ¡Ya está!

No hay comentarios:

Publicar un comentario