sábado, 19 de noviembre de 2016

Cholitas paceñas en la cima de la moda

Eliana Paco es diseñadora de modas. En su negocio, ubicado en la zona norte de La Paz, entran y salen decenas de clientas diariamente. Con casi 10 años de experiencia, sus diseños están considerados entre los más exclusivos. Gloria Mamani es modelo, aunque recién el año pasado empezó a participar de desfiles y eventos similares. Es muy requerida y sus fotografías ya aparecieron en varias revistas. ¿Y qué es lo que une a estas dos mujeres? Ambas son cholas: mujeres aymaras bolivianas que visten polleras, mantas y sombreros típicos del país.

Bolivia es el país con mayor porcentaje de población indígena de América Latina (62% según el PNUD, 2006). De esta población nativa, se calcula que los aymaras son el 39,8% y la mitad son mujeres; son cholas.

Hasta hace pocos años, estas mujeres eran discriminadas en Bolivia. El estereotipo de las cholas que se difundió era el de mujeres pobres, con ropa sencilla, que vivían en el campo y tenían varios hijos a su cuidado.

“Antes las mamás les decían a sus hijas que no se vistieran de pollera, porque las iban a botar, a hacer a un lado”, recuerda Carmen Quispe, amiga de Gloria y guía de una fraternidad de morenada, grupo de aproximadamente 50 bailarines vestidos con trajes de “morenos”, que representan a los esclavos traídos a Bolivia.

Sin embargo, la llegada al poder del presidente Evo Morales cambió varios aspectos sociales y políticos en el país. Uno de ellos fue la aceptación e inclusión gradual de las cholas en espacios que antes les eran negados.

Algunos datos…

· Los aymaras o aimaras son un pueblo originario de América del Sur que habita la meseta andina del lago Titicaca, repartiéndose su población total de 2,1 millones entre el occidente de Bolivia, el sur del Perú, el norte de Chile y Argentina.

· El investigador Gonzalo Íñiguez explicó que el atuendo de la chola se remonta al siglo XVIII. “La Corona, a manera de castigo, prohibió a los indígenas el uso de su vestimenta originaria” que pudiera traer memoria a tiempos incaicos. “Desde ese momento la mujer indígena y mestiza usó pollera, blusa, manta y sombrero”.

· Según el historiador Antonio Paredes Candia, la palabra chola procede del español “chulo”, palabra que identifica al hombre que colabora con el torero. La mujer del chulo, la chula, “…vestía saya larga, plisada, una blusa adornada de encajes y sobre los hombros un mantón de espumilla (…), el llamado mantón de Manila. La chula es muy donairosa en su porte y atrevida en sus actitudes y palabras”.

· Un traje completo de chola cuesta alrededor de 10.000 dólares. Los zapatos varían entre US$ 15 y 170. La manta, pollera, enaguas y blusa fluctúan entre US$ 100 y 290. En cuanto al sombrero, cuesta entre US$ 15 y 710. Las joyas; aretes, anillos, manillas, tienen un precio de entre US$ 40 y 8.000, dependiendo del material.

VM

No hay comentarios:

Publicar un comentario