jueves, 11 de octubre de 2018

Cholitas dejan a un lado las polleras para trabajar de albañiles

Munidas de picotas y barretas, un grupo de obreras, que deben dejar a un costado de la calle sus polleras y k’epis (bulto que se carga en la espalda), se ponen el overol a fin de abrir el asfalto para el cambio de la red de agua potable y alcantarillado en la calle Antezana. A esa hora, cerca del mediodía, el sol está en lo más alto del cielo y sus rayos queman la piel con intensidad.

En un pequeño descanso de la pesada labor, GENTE pudo conocer un poco de la historia de estas cuatro mujeres. Todas ellas tienen algo en común, vienen de la zona sur de Cochabamba y son los pilares fundamentales para el sustento diario de sus familias.

“Todas son mujeres de pollera, muy trabajadoras”, comenta la residente de obra de la empresa constructora Herbas, Paola Rea, encargada de los trabajos en la zona. Explica que las obreras realizan el mismo trabajo que sus compañeros varones, a excepción del manejo de equipos pesados, como tractores y compactadoras, sin embargo, el trato es igual para todos.

Máxima Aica, de 45 años, vive en Villa Pagador y con el trabajo que realiza mantiene a sus cuatro hijos.

Waldina, de 50 años, a pesar de su edad, indica que “sí o sí hay que trabajar”.

Maritza, de 45 años, explica que el trabajo es pesado, pero solo así puede ayudar en el sustento de su hogar.

La más joven del grupo es Elsa, de 21 años, vive sola en Cochabamba y con el dinero que gana ayuda a su madre y a su hermano menor, quienes residen en Oruro. Después de una pequeña charla, el trabajo hormiga continua, sus sombreros blancos, con pequeñas flores, contrastan con el asfalto y la tierra, el sudor corre por sus rostros y sus trenzas vuelan en el viento con cada picotazo que dan para abrir las zanjas.

CRISIS ECONÓMICA

Para la investigadora del Centro de Planificación y Gestión Social (Ceplag), Carmen Ledo, la situación de las mujeres trabajadoras que están incursionando en ámbitos laborales tradicionalmente masculinos no es reciente y responde a una crisis económica en la que todos los miembros de la sociedad buscan como subsistir ante la falta de empleos.

“La falta de empleo hace que la fuerza de trabajo se inserte donde pueda"

Carmen Ledo
Investigadora Ceplag

Gente


No hay comentarios:

Publicar un comentario