miércoles, 7 de noviembre de 2018

"Comadre" Remedios Loza fue reconocida por la Asamblea Legislativa

La Paz, 7 nov.- Remedios Loza Alvarado, la comadre del pueblo, la primera mujer de pollera en llegar a la Cámara de Diputados y la primera chola paceña en romper los estereotipos en la comunicación nacional, fue reconocida este miércoles por la Asamblea Legislativa por su aporte a la inclusión social en la vida democrática de Bolivia.

Con la Orden Parlamentaria al Mérito Democrático "Marcelo Quiroga Santa Cruz”, la Cámara de Diputados condecoró a la comadre Remedios, como es popularmente conocida esta mujer de 69 años hoy retirada del ámbito político, que fue acompañada por su hija Sayuri Loza.

Una ovación de pie recibió a la exparlamentaria que con toda su lucidez tomó el atril para agradecer a su segunda casa, “la cuna de RTP” y a Carlos Palenque, como los impulsores para “romper las cadenas” de la discriminación de esta “nación clandestina”, que hoy ha cambiado.

Recordó que la mujer de pollera no tenía posibilidad de sentarse con los “señoritos” y la discriminación era permanente hace décadas, incluso en las escuelas donde pedían cortarse las trenzas a las estudiantes indígenas. “Tienen que cuidar estas conquistas hermanas aymaras, hermanas guaraníes”, dijo.

“No solo quiero ver comadres de pollera en los canales de televisión, quiero verlas arquitectas, ingenieras, médicas. Ya no hay barreras, hemos roto las cadenas de la política, porque nosotros no deberíamos saber de esas cosas, pero ahora sabemos y ahora conocemos”, reflexionó.

“ÉRAMOS TRES, ÉRAMOS CUATRO, Y HOY SOMOS MILLONES”

Remedios Loza llegó a ser diputada por Conciencia de Patria - CONDEPA del extinto Carlos Palenque Avilés en 1989, siendo una de las figuras mediáticas de Radio Televisión Popular - RTP que lanzó a la palestra a ambos personajes, además de Mónica Medina, que llegaría a ser alcaldesa de La Paz.

“Éramos tres, éramos cuatro, y hoy somos millones”, remarcó Loza al recordar a Palenque y Medina, esta última presente en el hemiciclo junto a su hijo Jorge Luis Palenque, actual gerente general del Sistema RTP y José ‘Pepe’ Murillo, reconocido artista y compañero del “compadre” en sus inicios con el grupo folklórico “Los Caminantes”.

“Quiero recomendar, cuiden la democracia. La democracia es la única que nos puede dar el poder para defender nuestros derechos”, dijo Loza al término de su discurso.

La presidente de Diputados, Gabriela Montaño, reconoció la labor e influencia de Loza en las mujeres que incursionaron en la política nacional y recordó cómo la “comadre” rompió los esquemas de la representatividad política vigente años anteriores.

“Tu voz, Remedios, ha sido escuchada por toda Bolivia, porque la realidad del país no podía estar representada solamente por un puñado de hombres blancos, había una gran parte que no estaba representada y que ahora sí tiene voz”, dijo.

Luego de su paso por la Cámara de Diputados en 1993, Remedios Loza retornó a la conocida “Tribuna Libre del Pueblo” de RTP, pero mantuvo su vigencia política. En 1997, tras la sorpresiva muerte de Carlos Palenque, la “comadre” asumió la candidatura presidencial, logrando el tercer lugar de votación.

Su última participación política fue como candidata a la Alcaldía de El Alto en 1999 y como jefa del partido hasta 2002, cuando CONDEPA perdió su sigla en al elecciones generales de ese año.

FIEL HASTA EL FIN

Sayuri Loza, hija y compañera de la reconocida comadre, escribió en sus redes sociales una breve reseña titulada “REMEDIOS LOZA AD FINEM FIDELIS”.

“Primera modelo aymara en Bolivia, primera conductora de pollera de un programa radial de habla no aymara, primera diputada de pollera en la historia de Bolivia (1989), primera mujer candidata a la presidencia del país (1997), Presidenta de la Comisión de la Mujer del parlamento desde 1989 hasta 1998, en su gestión se atendieron más de 10000 casos de feminicidio, violencia contra la mujer, violaciones, secuestros y maltrato laboral contra mujeres de todas las clases sociales y regiones del país, impulsó la ley por los derechos de las trabajadoras del hogar (2003), la modificación del código del menor para endurecer penas contra violadores y tratantes de niños (1999); organizó una tenaz defensa contra la capitalización de las empresas estratégicas bolivianas (1993), fue vicepresidenta del Parlamento Indígena Latinoamericano (1994).

Remedios estaba destinada a ser una estadística, pero su amor por Carlos Palenque, le hizo atreverse a buscarlo y no pasó un día lejos de él desde 1968 hasta el día de su muerte en 1997. Creo que ella es el ejemplo más claro de las cosas que pueden pasar si uno sigue al corazón y NO ESPERA NADA, SÓLO AMA DESESPERADAMENTE. Carlos es, a la vez, el hombre blanco que amó a su pueblo más allá del color de la piel, la vestimenta o la educación.

Hoy le han dado una condecoración por su aporte a la democracia, yo la admiro mucho, por todo eso que hizo, pero también por los años de lealtad que tuvo con su eterno mentor, Carlos Palenque, a quien incluso hoy evocó, porque ambos se abrieron mutuamente las puertas de dos mundos que convivían paralelamente en un mismo país”.

//Visor

No hay comentarios:

Publicar un comentario